Chávez encara disputado referendo sobre reforma constitucional (está prohibida la difusión de sondeos en Venezuela)

Los venezolanos decidirán el domingo si otorgan nuevos poderes al presidente Hugo Chávez y emprenden el rumbo del socialismo, mediante un referendo sobre la reforma constitucional, en un desafío inédito para el mandatario, que por primera vez no encara con favoritismo una elección.

Mientras que en Latinoamérica y en otras latitudes muchos ven al presidente venezolano como un líder carismático y solidario, otros consideran que utiliza al petróleo como instrumento de sus ambiciones políticas regionales.

Chávez, que plantea implantar un socialismo petrolero en Venezuela, denuncia que sus adversarios planean una campaña de desestabilización para el domingo.

"Tenemos suficientes pruebas de que nuestros adversarios planean desconocer el triunfo del pueblo el próximo domingo como siempre lo han hecho", dijo Chávez en un discurso la noche del miércoles.

"Ellos nunca han reconocido nuestro triunfo", dijo, sin mencionar que en diciembre pasado el candidato opositor Manuel Rosales admitió su derrota la misma noche de las elecciones.

"No nos van a poder ganar el domingo ni nos van a poder desestabilizar", dijo Chávez.

Chávez llega al final de un año en el que obtuvo plenos poderes para legislar por decreto, que le permitieron nacionalizaciones en la industria petrolera, telefónica y de electricidad.

Pero el mandatario quiso ir más lejos, dijo que la Constitución de 1999 que él mismo promovió contenía elementos del antiguo régimen y se lanzó a promover una profunda reforma que sus detractores consideran "inconstitucional" porque un cambio de esa dimensión demanda una Asamblea Constituyente.

El ex ministro de Defensa venezolano, general (r) Raúl Baduel, que se opone a la reforma constitucional de Chávez, dijo que ésta implica un "cambio profundo de posición" respecto al movimiento bolivariano que iniciaron juntos en el Ejército en 1983.

"Ese sueño, ese anhelo que nos forjamos, está en esta Constitución", dijo esgrimiendo el librito azul de la Carta Magna de 1999, en una entrevista con la AFP.

"Cuando vemos ahora que se plantea un modelo diferentísimo de país, un cambio drástico en el rumbo, que da al traste con este texto constitucional, se está materializando un cambio profundo de posición", añadió el general, que dejó el ministerio de Defensa en julio pasado.

Pero por primera vez en casi nueve años en el poder, el proyecto de Chávez no arranca como favorito en las encuestas, que hablan de la posibilidad de resultados muy parejos.

De acuerdo con un sondeo realizado entre el 20 y 24 de noviembre por la empresa Hinterlaces, que trabaja para la banca privada, de las personas que definitivamente han decidido acudir al referéndum, 45 votaría por el Sí y 46% por el No.

Un sondeo de opinión hecho entre los pasados 14 y 20 de noviembre por Datanálisis, que trabaja para varias empresas, indica que el 44,6% de los encuestados respondieron que votarían "No", mientras que 30,8% votarían "Sí".

Por el contrario, la encuestadora Consultores 30.11, que trabajó en anteriores ocasiones para el gobierno, prevé que un 55.5% vote por el "Sí", mientras que el 39,9% escogerá el "No", en un sondeo realizado entre el 21 y el 27 de noviembre.

Chávez rechaza que la reforma sea para "eternizarse en el poder". Un spot de televisión concentra la atención en su imagen: "Mientras yo esté en la presidencia tú tendrás más poder&q

You must be logged in to post a comment Login