Argentina jugará el Tri-Nations de aquí a cuatro años

La selección argentina, tercera del Mundial-2007 de rugby, jugará de aquí a cuatro años el Tri-Nations con Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, anunció a la AFP el futuro presidente de la IRB, el francés Bernard Lapasset, al término del Foro de Woking.

“Todo el mundo se ha puesto de acuerdo por una evolución de cuatro años que debe conducir a la integración de Argentina en el Tri-Nations”, indicó Lapasset, presidente de la Federación Francesa, que asumirá en enero sus funciones de mandatario de la IRB (International Rugby Board).

“Todo está escrito para que se pueda hacer, que Argentina haga la inversión, estructure su sector profesional, sus competiciones… Tiene cuatro años para que todo esté preparado”, añadió.

Argentina podrá también disputar en este período transitorio de cuatro años un test-match oficial suplementario contra una de las tres naciones del hemisferio sur, según un principio de rotación, además de los tres autorizados en las fechas de encuentros internacionales de junio y noviembre, precisó Bernard Lapasset.

Las ligas nacionales dieron también su acuerdo para que los internacionales argentinos, que juegan en su mayoría en Europa, sean liberados dos semanas de las cinco que dura el Torneo de las Seis Naciones para jugar con su selección.

Por otra parte, los clubes y provincias argentinas podrán participar en la Currie Cup (campeonato de las provincias sudafricanas) y en el Super-14 (campeonato de las provincias del hemisferio sur) según modalidades que restan por definir, también indicó Lapasset.

“Es un gran paso hacia adelante”, señaló el futuro presidente de la IRB.

Argentina, tercero del último Mundial tras haber derrotado a naciones históricas como Francia (2 veces), Irlanda y Escocia, reclamaba ser integrada en una de las dos competiciones mayores del rugby internacional, el Torneo de las Seis Naciones del Hemisferio Norte o el Tri-Nations del Hemisferio Sur.

El Foro IRB, que reunió al conjunto de los actores del rugby profesional de martes a jueves en Woking (periferia de Londres), estaba destinado a debatir la armonización de los calendarios de competiciones internacionales.

En él se decidió mantener en veinte el número de equipos que participarán en el Mundial-2011 de Nueva Zelanda, con lo que países emergentes, como algunas naciones del Pacífico, Georgia o Japón, por ejemplo, seguirán manteniendo sus opciones de participar en el torneo.

“Las naciones emergentes mostraron en el Mundial-2007 un juego en progresión en relación a 2003” explicó el actual presidente de la IRB, Syd Millar.

Para Nueva Zelanda-2011 están clasificadas de oficio las selecciones que quedaron en las tres primeras posiciones de los grupos de Francia-2007: Sudáfrica, Inglaterra, Tonga, Australia, Fiyi, Gales, Nueva Zelanda, Escocia, Italia, Argentina, Francia e Irlanda.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login