Bolivia: crece polarización entre Evo Morales y regiones opositoras

Bolivia, sumida en una creciente polarización política, se prepara para nuevos enfrentamientos a partir del lunes próximo, cuando las regiones contrarias al presidente Evo Morales realicen huelgas de hambre contra su gobierno.

En un intento por bajar la tensión, Morales hizo este jueves un llamamiento al diálogo, pero su emplazamiento fue rechazado horas más tarde por líderes opositores.

"No se puede pedir matrimonio si antes se ha violado", dijo a la prensa el líder del principal partido de oposición de derecha Podemos, el ex presidente Jorge Quiroga, en Santa Cruz (este), bastión de la oposición a Morales.

Quiroga sólo aceptó una eventual mesa de negociación en caso de que ésta sea mediada por la Iglesia Católica.

El presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Branko Marinkovic, también rechazó el llamado de Morales.

"Si el gobierno no vuelve atrás en sus ilegalidades no puede haber un diálogo", señaló Marinkovic.

El líder de Podemos advirtió además sobre un eventual quiebre en el gobierno. "Al señor Morales le queremos decir que o termina con los ataques a la democracia o su gobierno se va a terminar", señaló.

"Estamos en un momento crítico (…) tenemos que elegir entre si queremos democracia o libertad contra la tiranía perpetua que quiere instaurar Morales", agregó Quiroga.

Horas antes en La Paz, un Morales más conciliador había convocado a los gobernadores opositores y a los empresarios a discutir planes de desarrollo en sus regiones como un paso para superar la crisis política.

"Hemos convocado a los prefectos (gobernadores) y al sector productivo empresarial para que de manera conjunta podamos intercambiar políticas y de esta manera aportar para una revolución social", afirmó.

El miércoles tanto el gobierno de Morales como la oposición levantaron el tono y redoblaron la apuesta para afirmar su liderazgo, tras los paros que se realizaron en seis de los nueve departamentos bolivianos.

Del lado oficialista, Morales promulgó una ley que era resistida por las regiones por cuanto le retiraba parte de sus ingresos. De hecho esa ley era uno de los motivos de la protesta del miércoles.

Más tarde Morales aprobó una expropiación de 180.000 hectáreas en el sureño departamento de Chuquisaca, en el marco de una ley de tierras que también ha sido resistida por latifundistas de las regiones.

Además, la mayoría oficialista en el Congreso -que alcanzó el quórum apelando a tres congresistas suplentes de la oposición- aprobó también el miércoles que la Asamblea Constituyente, denostada por la oposición, pueda sesionar en cualquier punto del país, una forma de eludir las presiones que le han impedido sesionar en la sureña Sucre en los últimos tres meses.

Estos tres hechos políticos fueron un contraataque contra el paro liderado por la poderosa Santa Cruz, seguido también en Cochabamba, Tarija, Chuquisaca, Beni y Pando, que en total aportan 80% del PIB del país.

Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, conocidos como la ‘medialuna’, llevan desde hace más de dos años una lucha contra el gobierno central buscando una autonomía que les permita independencia en el manejo de sus recursos y en su actividad política.

Además de esa exigencia, los departamentos protestan por la aprobación el sábado de un proyecto de Constitución por parte del oficialismo sin consultar a la oposición.

Marinkovic también confi

You must be logged in to post a comment Login