Mexicano que salvó a niño en desierto busca empleo en EU

San Diego.- Un indocumentado mexicano que rescató la semana pasada a un niño estadunidense en el desierto de Arizona señaló este jueves que espera que en reconocimiento a su acción alguien le dé trabajo en Estados Unidos para alimentar a sus siete hijos.

Manuel Jesús Córdova, originario de Magdalena de Kino, en el estado mexicano de Sonora, dijo vía telefónica a Notimex que a pesar de que sabía que lo iban a deportar acompañó al menor Christopher Buchleitner hasta que consiguió ayuda "porque soy padre de familia".

"Es que yo soy un padre de familia, tengo siete hijos. Al encontrar a Christopher perdido en el desierto y más en las condiciones en que estaba porque su mamá se estaba muriendo, yo no lo iba a dejar solo" aseveró.

Córdova dijo que la noche del Día de Acción de Gracias -que se celebró el jueves pasado en Estados Unidos- cruzaba la frontera por primera vez en busca de trabajo, ya que se había quedado desempleado en Sonora.

"Iba pensando que con suerte encontraría un trabajo en construcción, porque es mi jale (actividad) y parece que es bien pagado en Estados Unidos", narró.

Dijo que sus pensamientos fueron interrumpidos cuando al caminar por el desierto en la noche, cuando ya había disminuido la temperatura en la región, escuchó primero y luego vio a Christopher, el niño anglosajón, que deambulaba desconsolado.

Sin entender lo que el menor decía en inglés y entre sollozos, el mexicano lo acompañó hacía donde el niño le indicaba a señas. En el lugar, un barranco, estaba la madre del menor, quien agonizaba y estaba atrapada en el automóvil accidentado.

Córdova intentó de varias formas separar el tablero y otras partes del vehículo de la víctima, pero le fue inútil. Al comprenderlo, decidió consolar al pequeño. "Me sentí muy mal, frustrado, ya que no pude mover los fierros" del vehículo, dijo.

"Estaba haciendo mucho frío y ya le había dado mi chamarra, pero pensé que era mejor hacer una fogata y quedarme con él para que no tuviera frío ni miedo", comentó el deportado.

Ambos se presentaron, se dijeron sus respectivos nombres y se dispusieron a esperar a que alguien más apareciera en el área. De acuerdo con Córdova, el menor dormitaba por momentos, pero se sentía "deshecho" por la pérdida de su mamá.

Más tarde, se supo que la madre y el pequeño habían salido al desierto para distraerse, ya que el padre de Christopher había muerto dos meses antes.

El viernes por la mañana, Córdova vio a un grupo de cazadores a la distancia y les llamó a señas. Los desconocidos tenían teléfono celular y marcaron el número de emergencias, pero fue la Patrulla Fronteriza quien primero acudió al lugar.

Christopher fue llevado a un hospital cercano y el mexicano fue detenido y puesto en proceso de una deportación que fue consumada en sólo unas horas.

El alguacil del condado de Santa Cruz, Arizona, Toni Estrada, dijo a Notimex que cuando quiso entrevistar a Córdova, ya había sido deportado.

La Patrulla Fronteriza difundió dos informaciones diferentes sin mencionar la solidaridad del indocumentado mexicano hacia el niño anglosajón.

En un primer comunicado, la corporación señaló que había salvado a un niño que sobrevivió a su madre en el desierto, y en otra que salvó al menor y a un trabajador mexicano de la construcción.

You must be logged in to post a comment Login