Bush pide 15 mil mdd para combatir el Sida

El presidente George W. Bush llamó el viernes al Congreso a autorizar 15 mil millones de dólares adicionales para apoyar programas de prevención y tratamiento del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) en los países más afectados.

Dijo que la ayuda permitirá dar atención médica en los próximo cinco años a 2.5 millones de personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), prevenir 12 millones de casos nuevos y brindar cuidado a 12 millones de personas, incluidos cinco millones de huérfanos.

El mandatario señaló que de ser autorizados, estos recursos tendrán un especial impacto en la región del SubSahara africano, donde durante los últimos cinco años 1.4 millones de personas han recibido tratamiento anti-retroviral.

Al conmemorar por anticipado el Día Mundial del Sida, Bush dijo que la asistencia que Estados Unidos ha brindado a los países más afectados es la respuesta al sufrimiento provocado por la enfermedad a través del mundo.

Las estimaciones más recientes de Naciones Unidas señalan que más de 33 millones de personas en el mundo están contagiadas con el virus, con un promedio de cinco mil 700 muertes diarias.

"Cuando los estadunidenses atestiguan este sufrimiento, ellos sienten la obligación de responder", apuntó el mandatario al hablar en una iglesia metodista en la ciudad de Baltimore.

Bush indicó que si bien la fecha constituye una ocasión sombra, también es un día de esperanza, por los millones de personas que reciben atención médica gracias al apoyo de la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos.

En 2003, la administración Bush lanzó el Plan Presidencial de Emergencia Para el Alivio del Sida, comprometiendo 15 mil millones de dólares para un plazo de cinco años, suma que -dijo- ha producido resultados alentadores.

En mayo pasado, Bush propuso asignar otros 15 mil millones de dólares para un periodo similar y dijo que ahora es tiempo de que el Congreso actúe de nueva cuenta.

"Estoy confiado que ellos lo harán, y por eso llamo al Congreso a mostrar liderazgo y compasión, re-autorizando el plan de emergencia y duplicando nuestro compromiso a esta noble causa", dijo.

El mandatario tuvo palabras de reconocimiento para organizaciones religiosas por el trabajo que llevan a cabo en esta causa, gracias a lo cual -dijo- la asistencia de su gobierno ha brindado resultados más efectivos.

De igual modo anunció que el próximo año, viajará con su esposa Laura al Sub-Sahara para dejar constancia de la nueva relación forjada entre Estados Unidos y Africa.

Previo a sus declaraciones, el mandatario emitió una proclama con motivo de la ocasión. Desde este día la Casa Blanca luce un enorme moño color rojo en la entrada principal, que según el mandatario "representará el compromiso de Estados Unidos en esta batalla".

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login