Marín, 4 a 6 a su favor .

Por Arturo Ríos Ruiz
Notimex .

En febrero de 2006 Joaquín López Dóriga, en su espacio televisivo, detonó la bomba que armó el escándalo: Mario Marín, gobernador de Puebla y su amigo, el empresario Kamel Nacif, festinaban la detención de Lydia Cacho y el mandatario recibía todo género de alabanzas: "Precioso", "Héroe" y le enviarían dos botellas de coñac.

Se había cumplido la orden de la juez Rosa Cecilia Pérez, quien dictó auto de formal prisión contra la periodista y escritora; por haber denunciado actos de pederastia en Cancún, a través de su libro "Los Demonios del Edén". Nacif, hizo valer su influencia con el mandatario del vecino estado y se regocijaba que se le había cumplido.

El famoso audio de las conversaciones entre ambos viajó por todo el país en cuestión de horas, los correos de Internet circularon a toda velocidad con la grabación llena de improperios que producía nauseas, al comprobar cómo un mandatario se había entregado al capricho de un hombre de repugnante lenguaje, y él, se colocaba en el mismo nivel.

Entre las tazas de café, los comentarios le daban poco tiempo al gobernador poblano como mandamás de su entidad. Incluso, Roberto Madrazo, candidato del mismo partido a la Presidencia de la República, guardó cautela y evasivo eludía los incómodos cuestionamientos de la prensa sobre el penoso asunto.

Los antecedentes de Kamel Nacif, aportan el registro de su detención en Las Vegas, Nevada; el gobierno de México solicitó su captura por el delito de evasión fiscal, pero el propietario del Casino Horseshoe, pagó los dos millones de dólares que le impusieron como fianza y así rápidamente recuperó su libertad.

Con sólo escucharlo se percibe el perfil de un hombre deshonesto, caprichoso y dictatorial; sabedor que cuenta con el dinero suficiente para doblegar voluntades, y así se apreció en la entrega demostrada por el gobernador de Puebla.

Otra de las grabaciones de Kamel es con una de sus hijas, después de charlar por la vía telefónica con Emilio Gamboa Patrón, líder de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados.

La dama le pregunta: -"¨Con quién hablabas, papi?" el empresario contesta: -"Con uno del gobierno, quería saber de a cómo le voy entrar", y la muchacha sólo sonrió, como si conociera la manera en que se desenvuelve su padre en complicidad con las autoridades.

Es conocido que en México, los delincuentes, sea en el ramo que fuera, no prosperan en sus andanzas si no tienen la protección oficial; si se trata de asaltantes, rateros, carteristas, estafadores, secuestradores y todos los relacionados con el Derecho Penal, tienen sus contactos en los diferentes niveles de las policías.

Muchos empresarios se coluden con funcionarios de buen rango de los gobiernos locales, estatales y hasta federales; en infinidad de casos esto se ha comprobado; el dinero corrompe las conciencias de muchos y pocos son los que no sucumben a los ofrecimientos.

Pero de regreso al tema del "gober". Un día después de que López Dóriga, hizo público el audio de la famosa conversación, hizo gala del cinismo, dijo al conductor en entrevista telefónica que profesionales del doblaje, pudieron haber imitado su voz, en un intento fallido de desviar la atención; e incluso se conoció que contrató a un experto que así lo aseveró; pero en la mentalidad del resto del país, su imagen quedó hecha pedazos.

Pero en su estado, Mario Marín es un triunfador, desde el punto de vista político: en las recientes elecciones locales arrasó tanto en municipios como en el Congreso, y sin duda quedó fortalecido ante su partido en esta etapa en que, hasta ahora, levanta y gana espacios a través de voto.

Llegó el momento decisivo para el mandatario, después de 19 meses, los ministros de la SCJN, decidirían su suerte legal.

Para quienes deseaban que se aplicara la justicia en contra del gobernador, recibieron un halo de esperanza el pasado 27 de este mes, al enterarse de la visión del ministro Juan Silva Meza, quien afirmó que sí existió un concierto de autoridades de los estados de Puebla y Quintana Roo, para violar garantías de la periodista.

Se hizo pública la lépera conversación del gobernador y el empresario sin corte alguno desde la SCJN, en voz del ministro, lo que produjo más impacto, por el personaje que la repetía, tal cual.

Lydia Cacho fue entrevistada con insistencia en varios noticieros de radio y la señora, escritora y periodista, madura, después de todo lo que ha vivido en los casi dos años que lleva el caso, hizo saber una y otra vez sus reservas, sin hacer aspavientos del caso, sabedora que aún podría haber una desagradable sorpresa.

Se conoció la apreciación del ministro presidente de la SCJN, Guillermo Ortiz Mayagoitia, en el sentido de que la periodista fue objeto de irregularidades menores y no de violaciones graves en términos del Artículo 97 constitucional en el proceso en su contra, y la noticia final ha sido la absolución del mandatario y, consecuentemente, la frustración de la comunicadora.

Así, el asunto quedó definido: cuatro ministros consideraron responsable a Mario Marín y seis no, y con ello el gobernador absuelto festejará la culminación de la zozobra experimentada a lo lago de este penoso episodio y podrá tomarse con toda tranquilidad sus botellas de coñac. (Notimex) (El Autor es periodista y escritor)

You must be logged in to post a comment Login