Orden de captura contra ex presidente guatemalteco

Guatemala.- La justicia guatemalteca confirmó el viernes el procesamiento contra el ex presidente Jorge Serrano Elías, exiliado en Panamá y acusado de delitos derivados de su fallido intento de autogolpe de Estado en mayo de 1993.

Un tribunal guatemalteco emitió una resolución en la que se niega la clausura del proceso judicial en su contra por delitos contra la Constitución Política tras desconocer los poderes del Estado el 25 de mayo de 1993.

Funcionarios del Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal dijeron a periodistas que este viernes se conoció el fallo en contra de la petición del ex presidente Serrano Elías de archivar y clausurar el proceso que se le sigue desde 1993.

El ex presidente, apenas ganó Alvaro Colom las elecciones presidenciales el pasado cuatro de noviembre, anunció en Panamá su intención de retornar a Guatemala y hasta ofreció colaborar con el nuevo mandatario.

El dictamen judicial también afecta a Francisco Perdomo, quien fue ministro de Gobernación (Interior) del Gobierno de Serrano Elías, quien también vive en Panamá tras huir de Guatemala por el fallido autogolpe de Estado.

Los dos políticos y ex funcionarios, por medio de sus abogados en Guatemala, habían solicitado al tribunal la clausura de la persecución penal.

Además de desaprobar dicha petición y confirmar el trámite de procesamiento, el juzgado capitalino también dejó en vigencia la orden de captura que pesa en contra de Serrano y Perdomo desde 1993, según la resolución judicial.

Serrano y Perdomo tienen proceso por violación a la Constitución, rebelión y abuso de autoridades, entre otros delitos.

El 25 de mayo de 1993, Serrano Elías concentró todos los poderes del Estado al disolver el Congreso, la Corte Suprema de Justicia y la Corte de Constitucionalidad (CC), al argumentar que por corrupción e impunidad sobre todo de los diputados, la oposición no lo dejaba gobernar.

La actitud de Serrano Elías y su gobierno de protagonizar el autogolpe de Estado generó una masiva movilización de los principales sectores del país y en junio de 1993 fue expulsado del poder.

El político luego de pasar por El Salvador pidió asilo en Panamá.

El Congreso Nacional designó en su lugar a Ramiro de León Carpio, quien en esa época era Procurador de los Derechos Humanos y recibió la misión de completar el periodo presidencial.

De León Carpio entregó el poder el 14 de enero de 1996 a Alvaro Arzú, ganador de las elecciones.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login