Venezolanos se pronuncian el domingo sobre adopción de régimen socialista

Dieciséis millones de venezolanos están convocados a decidir el domingo en un referendo sobre la instauración de un régimen socialista en su país y el incremento de los poderes del presidente Hugo Chávez, impulsor de la reforma constitucional.

Las encuestas vaticinan un resultado reñido, lo que genera tensión en el país y provocó advertencias y amenazas de Chávez en su discurso de cierre de campaña el viernes.

Chávez no logró transmitir su popularidad, que supera el 60%, a su proyecto de reforma, por lo que intentó transformar el referendo en un plebiscito sobre su liderazgo político y elevó el costo de votar "No" a aquellos de sus partidarios que se oponen a su proyecto constitucional.

"Quienes voten por el No, están votando por George W. Bush", advirtió el viernes ante decenas de miles de partidarios en el centro de Caracas.

También apeló al reflejo defensivo de los chavistas denunciando una conspiración alimentada por Washington para desatar la violencia el domingo de noche y repartiendo denuncias y amenazas contra enemigos externos e internos.

Este sábado, día de veda política, Chávez convocó una conferencia con la prensa internacional en la que se declaró dispuesto a seguir ayudando para la liberación de los rehenes de las FARC en Colombia y prosiguió sus polémicas con sus enemigos externos.

La entrevista de casi cuatro horas de duración fue transmitida por radios y televisoras oficiales venezolanas.

El cierre de campaña del "No" el jueves estuvo dominado por los dirigentes de los estudiantes universitarios, que manifiestan en las calles de las ciudades venezolanas desde la no renovación de la concesión al único canal opositor de alcance nacional por señal abierta, RCTV, en mayo pasado.

Los estudiantes, que defienden el pluralismo, el derecho a protestar y la reconciliación nacional, derrotaron el abstencionismo político y unieron a la oposición, que había quedado reducida a su mínima expresión, por primera vez desde 2004, cuando el referendo revocatorio que ganó Chávez.

La campaña por el "Sí" la realizó el mismo Chávez, multiplicando en los últimos días sus apariciones callejeras en varias ciudades venezolanas, sus discursos públicos varias veces por día y hasta tres presentaciones en un programa de barricada en el canal oficial de TV.

Durante el proceso de reforma apareció una disidencia chavista, con el ex ministro de Defensa Raúl Baduel que devolvió a Chávez al poder tras el golpe de abril 2002, la ex esposa de Chávez, Marisabel Rodríguez, que fue constituyente en 1999, unos pocos diputados y gobernadores socialdemócratas y un grupo de intelectuales, que llamaron a votar "No".

Los venezolanos se pronunciarán sobre la reforma de 69 artículos de los 350 de la Constitución de 1999, que votarán en dos bloques, el primero integrado por los 33 artículos propuestos por Chávez, y el segundo por los 36 que añadió la Asamblea Nacional, que sancionó la reforma hace precisamente un mes.

El primer bloque, que contiene la reelección indefinida, el aumento de los poderes del presidente, la consagración del poder popular, nuevas formas de propiedad social y la reducción de la jornada laboral a 6 horas diarias, fue elaborado en el mayor secreto por Chávez y una comisión presidencial y presentado al parlamento el 15 de agosto pasado.

El segundo bloque, que contiene la posibilidad de crear empresas supranacionales y confederaci&oacut

You must be logged in to post a comment Login