Familias denuncian que Bogotá manipuló pruebas de vida de rehenes de FARC

A las denuncias de la ex mediadora de un frustrado canje en Colombia de rehenes por rebeldes presos sobre la manipulación de pruebas de vida por parte del gobierno de Alvaro Uribe se sumó este lunes la familia de la política Ingrid Betancourt, secuestrada desde 2002, a lo que el gobierno llamó “versiones paranoicas”.

Según la denuncia, los cinco videos, siete cartas y fotografías de 16 plagiados no fueron interceptados a tres rebeldes el jueves pasado en Bogotá por el Ejército, como afirmó el gobierno, sino antes y fueron escondidas para impedir su entrega por el presidente venezolano, Hugo Chávez, a su par francés, Nicolas Sarkozy.

“Las FARC hicieron las pruebas con el objeto de enviarlas al presidente Sarkozy. Lo que nos angustia es que el gobierno colombiano seguramente las guardó para hacer quedar mal al presidente Chávez”, dijo este lunes Yolanda Pulecio, madre de Betancourt.

Su denuncia se sumó a una que en el mismo sentido formuló el domingo la senadora colombiana Piedad Córdoba, ex mediadora de un canje de al menos 45 rehenes por 500 rebeldes presos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

“Esas pruebas de vida fueron escondidas por el gobierno (de Alvaro Uribe) para que no pudiésemos llevarlas al presidente Nicolás Sarkozy”, dijo Córdoba al diario mexicano El Universal, en declaraciones que fueron reproducidas este lunes por la prensa colombiana.

El gobierno de Uribe -a través del comisionado de paz Luis Carlos Restrepo-, calificó este lunes de “paranoica” la denuncia. “Ahí están los capturados, esas son instancias que le corresponde a la Fiscalía aclarar, pero no se puede dar una interpretación paranoica, mostrando que había un complot. Eso es salido de tono y va en contravía de la realidad”, dijo.

“Eso no tiene asidero en la realidad. Eso es falso. La señora Pulecio lo dice en medio de su dolor y lo justifico en esa medida pero no justifico que lo diga la senadora Piedad Córdoba”, añadió el funcionario.

El jueves, el gobierno colombiano divulgó pruebas de vida de 16 rehenes en manos de las FARC, entre ellos Betancourt, tres estadounidenses y decenas de políticos, policías y militares colombianos que, argumentó, le fueron incautadas ese día a tres rebeldes durante un operativo del Ejército.

“Las FARC tenían estas pruebas. No sabemos si las iban a entregar. Supongo que en ocasiones anteriores les habían tomado imágenes (a los secuestrados) y alguien de alto nivel las censuraba. ¿De qué otra forma se puede explicar que antes a delegados franceses se las hayan prometido y no les hayan cumplido?”, concluyó Restrepo.

Según la versión oficial, el operativo en el que se decomisaron las pruebas de supervivencia se realizó al anochecer del jueves, una semana después de que Bogotá hubiera suspendido la mediación que desde agosto hacía el presidente venezolano para el canje.

El fiscal Mario Iguarán señaló ese día que “todas esas pruebas van a ser sometidas a procesos de verificación, tanto de la fecha, como de todas las circunstancias de modo, tiempo y lugar”.

Ingrid Betancourt fue secuestrada el 23 de febrero de 2002 en un paraje del sur del país por miembros de las FARC cuando hacía campaña por la presidencia de su país junto a su fórmula vicepresidencial, Clara Rojas, también en cautiverio.

You must be logged in to post a comment Login