Oposición seguirá en Constituyente de Ecuador pese a primeras deserciones

La derecha de oposición anunció el martes que seguirá en la Asamblea que reforma la Constitución de Ecuador, aun cuando tres de sus miembros se apartaron del foro aduciendo el autoritarismo de la mayoría oficialista, que cesó al Congreso atribuyéndose plenos poderes.

“No nos vamos a ir, ni a salir corriendo”, declaró Vicente Taiano, jefe del bloque de asambleístas del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (Prian).

El partido había dejado en entredicho su participación luego de que los máximos líderes, Alvaro Noboa y su esposa Anabella Azín, rehusaron asistir a las sesiones, aunque sin entregar las curules.

Noboa, que cuenta con ocho representantes en la Asamblea de 130 miembros, adujo que no “quería mezclarse en sesiones” en las que, a su criterio, “se destruirá la democracia y hará daño a los ecuatorianos”.

A su retiro le siguió el del también asambleísta del Prian Xavier Ledesma, quien presentó su renuncia molesto por el autoritarismo con el que, según él, actuó la mayoría oficialista en las primeras sesiones.

“Renuncio a ser cómplice de un nuevo episodio de engaño al país, renuncio cohonestar la vigencia de un Estado abusivo y arbitrario”, dijo Ledesma.

La Constituyente inició sus actividades el jueves en la localidad costera de Montecristi (250 km al suroeste) disolviendo al Congreso, de mayoría opositora, mediante una resolución en la que se atribuyó plenos poderes para declarar en receso a los 100 diputados.

La Asamblea asumió la función legislativa al tiempo que ratificó en el poder al presidente Rafael Correa, quien había puesto su cargo a disposición de los constituyentes.

No obstante su desacuerdo con las medidas del oficialismo, el partido de Noboa seguirá en la Constituyente, insistió Taiano.

“El Prian va a estar con sus asambleístas y sí estamos haciendo la pelea”, indicó al enfatizar que Noboa -quien perdió el balotaje presidencial con Correa en noviembre de 2006- seguirá contribuyendo al debate enviando sus propuestas.

Las demás fuerzas de oposición, que encabezadas por el Partido Sociedad Patriótica (PSP) cuentan con 32 asambleístas, no se han pronunciado sobre su futuro en la Asamblea, aunque no han dejado de reparar en la forma en que el oficialismo ha impuesto sus propuestas.

“Aquí se cansa uno debatiendo cuatro, cinco horas y al final no se cambia una sola coma, parece que vienen documentos elaborados y con la orden de prohibir cambiar nada”, cuestionó Gilmar Gutiérrez, jefe del PSP.

La Constituyente redactará la nueva Constitución durante los siguientes seis meses, con una prórroga máxima de 60 días, y el texto será sometido a referendo en 2008.

Correa, quien alienta una versión propia del socialismo del siglo XXI planteado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, ha anticipado una serie de reformas para regular la economía e incorporar la reelección presidencial por un solo período.

La oposición lo acusa de preparar una Constitución a su medida, que le permitirá concentrar el poder en sus manos.

You must be logged in to post a comment Login