Sentenciado sacerdote de Los Angeles por pederastia

Los Angeles.- El ex sacerdote Michael Baker, acusado de abuso sexual a menores durante varios años, fue sentenciado por un juez de Los Angeles a diez años de prisión, informaron el martes autoridades judiciales.

Baker, de 60 años, se había declarado culpable de abusar sexualmente a dos niños entre 1994 y 1998 cuando trabajó en la Arquidiócesis de Los Angeles, como parte de un acuerdo para evitar un proceso judicial prolongado en la Corte Superior de Los Angeles.

"Por muchos años Baker engañó a parroquianos, terapistas, líderes de la iglesia y más que todo a sus víctimas", declaró en un escueto comunicado el cardenal Roger Mahony, luego de conocer la sentencia del ex sacerdote.

"Por sus acciones causó terrible daño a inocentes y oscureció buenos actos de sacerdotes y ministros", dijo.

"Espero que ésto, combinado con su previa remoción del sacerdocio, permita sanar el horrible daño que ha causado y traer un sentido de justicia a sus víctimas y a la comunidad", añadió.

Baker, quien sirvió durante 26 años en el ministerio católico, se presentó a la audiencia del lunes vestido con el uniforme naranja que usan presos para conocer la sentencia que le fue impuesta por el juez del tribunal Superior de Los Angeles, Curtis Rappe.

El ex sacerdote aceptó haber abusado sexualmente de dos niños monaguillos, en 12 de los cargos que se le imputaban.

Según el procurador de distrito, Steve Cooley, a Baker "le fue ordenado pagar 20 mil dólares en restitución de los servicios de salud mental a la segunda de las víctimas" de la que se mostró confeso, así como otros 220 dólares por cargos.

En 2003, Baker fue acusado de múltiples cargos por abuso sexual de menores, supuestamente cometidos entre 1978 y 1985, aunque el caso —junto a una docena más—, terminó delegado en el Tribunal Supremo de Estados Unidos porque había caducado el tiempo legal para su proceder.

A Baker se le acusó entonces de 34 cargos de abuso sexual que involucraron a seis víctimas menores de edad, pero en la audiencia del lunes, donde estuvieron presentes varias víctimas y ex sacerdotes, sólo reconoció haber mantenido relaciones con dos.

Después de pasar por nueve parroquias, la Arquidiócesis de Los Angeles decidió retirar de su oficio a Baker en 2000, después que Mahony refirió al pederasta a recibir tratamiento sobre sus problemas de índole sexual.

Una vez que salga de prisión, Baker estará requerido a inscribirse como ofensor sexual en la base de datos del sistema de justicia por el resto de su vida y a renovar su registro de forma anual.

Entre tanto, la Arquidiócesis de Los Angeles comenzó la víspera a pagar parte de los 660 millones de dólares que acordó desembolsar a las más de 500 víctimas que han interpuesto una demanda por haber sido abusadas sexualmente cuando eran adolescentes por algún sacerdote que pertenecía a dicha institución.

De acuerdo con la propia arquidiócesis Baker había aceptado ante el cardenal Mahony en 1986 que había molestado a dos menores de edad de 1978 a 1985.

Mahony no notificó el hecho a la policía, pero envió a Baker a un centro especializado que atiende a sacerdotes con problemas de abuso sexual.

En años subsecuentes, Baker fue asignado a nueve diferentes parroquias pero proscrito de tener contacto privado con menores.

Sin embargo, él violó en tres ocasiones estas restricciones, según expedientes de la iglesia r

You must be logged in to post a comment Login