TLC de Perú con EEUU genera júbilo en empresarios y temor en agricultores

La aprobación definitiva del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos en el Congreso en Washington generó alborozo en el gobierno y empresarios, que vislumbran un reto para el Perú, pero despertó inquietud en gremios agrarios que temen un duro golpe si no se adoptan soluciones rápidas y urgentes.

Tanto el presidente Alan García como los gremios empresariales mostraron su júbilo señalando que ese instrumento permitirá a Perú ingresar a uno de los mayores mercados del mundo con los beneficios consiguientes del desarrollo y el incremento de las inversiones hacia Perú.

Sin embargo expertos tienen puntos de vista distintos y discrepantes respecto al TLC.

El economista José Oscátegui, experto en temas comerciales de la Universidad Católica, dijo a la AFP que hay razones que sustentan la alegría empresarial, así como razones que fundamentan las preocupaciones de los productores agrarios.

"Perú en el mejor de los casos no va a perder, pero tampoco va a ganar; en todo caso el país va a seguir igual", sostuvo al señalar que el mérito del acuerdo comercial no es comercial sino que tiene una connotación más bien geopolítica.

"El TLC es abrazar o estar del lado de Estados Unidos, país que no va a tener mayores beneficios con el acuerdo porque Perú es un grano de arena en el mercado estadounidense", estimó.

"El comercio no es lo que le interesa a Estados Unidos sino poner a Perú de su lado políticamente", añadió.

Para Fernando Gonzales Vigil, de la Universidad del Pacífico, "en todo acuerdo comercial hay ganancias y algunos costos, pero en neto los beneficios van a ser superiores a los costos".

"Sin duda alguna el TLC es una gran noticia, el balance es beneficioso; como en todo proceso de liberalizacion comercial hay algunos sectores que podrían verse perjudicados", añadió.

La preocupación surgió entre los productores agrarios aglutinados en la Convención Nacional del Agro (Conveagro), gremio que considera que el TLC golpea a ese sector.

"Para nosotros es definitivamente un duro golpe porque vamos a competir en condiciones desleales con los productos agrícolas de Estados Unidos que vendrán a menor precio porque cuentan con subsidios que les otorga el gobierno estadounidense", dijo Luis Zúñiga, presidente de Conveagro.

En cambio en Perú no hay subsidios y además el crédito es carísimo y los que lo consiguen lo hacen con un interés de 150% al año, añadió.

"Pero todo está consumado, lo que queda es que el gobierno abra el diálogo y acepte nuestros pedidos presentados hace quince meses y los que han sido siempre ignorados", sostuvo Zúñiga.

El principal problema es el de las compensaciones anunciadas por el gobierno para mitigar los daños entre los agricultores.

Según Zúñiga, el gobierno ha ofrecido 112 millones de soles (unos 35 millones de dólares) como compensaciones para diversos sectores agrarios considerados sensibles.

En el caso de los productores de trigo corresponden 2 millones para los productores de trigo, y considerando que hay más de 150.000 productores de ese cereal, le toca a cada uno de ellos doce soles (cuatro dólares) lo que es inadmisible, dijo el líder agrario.

Oscátegui dijo que los más beneficiados con el TLC son los agricultores agroexportadores y que cabría que ellos subsidien a los que pierden. "Pero no existe ese mecanismo y los exportadores dicen que el Estado se ocupe de los que pierden, y finalmente el Estado no cuenta co

You must be logged in to post a comment Login