Una película fantástica con Nicole Kidman nuevo blanco de grupos religiosos

Después de "El código Da Vinci" y "Harry Potter", el turno es para una película fantástica con la estrella australiana Nicole Kidman de ser blanco de grupos religiosos, que le reprochan que transmite un mensaje hostil hacia las Sagradas Escrituras.

"The Golden Compass" (La brújula dorada), que será estrenada el viernes en América del Norte, es una adaptación de una trilogía de novelas juveniles del escritor británico Philip Pullman y cuenta la historia de una niña en un mundo sumido en un combate entre el Bien y el Mal.

El estudio New Line, que cuenta en su haber con la exitosa saga de "El señor de los anillos", quiere desarrollar una franquicia tanto o más jugosa que la serie de "Harry Potter" (que ya cuenta con cinco largometrajes de los estudios Warner Bros.) o "Crónicas de Narnia", cuya segunda película será estrenada en mayo de 2008 por Disney.

Pero si "Narnia" fue elogiada por los poderosos grupos conservadores estadounidenses, el mundo creado por Pullman, un agnóstico militante, posee todos los ingredientes para erizarlos, a imagen de los "Harry Potter" otrora acusados de promover la brujería.

El "Mal" en las novelas "La materia oscura" es en efecto encarnado por una institución que remite a la Iglesia (denominada en la película ‘Magisterium’), cuyos secuaces secuestran niños en toda Inglaterra para someterlos a horribles experiencias en el helado Gran Norte.

El mensaje anti-religioso, asumido por el autor, fue fuertemente atenuado en la película, que quiere ser apta para todo público. Citado por el Daily Telegraph de Londres, el realizador Chris Weitz reconoció que "en los libros, el Magisterium es una versión muy marginal de la Iglesia católica".

Pero, advirtió Weitz, "si es lo que quieren ver en la película, saldrán decepcionados".

La "Liga católica", una organización estadounidense que reivindica 350.000 miembros y que ya se había manifestado en 2006 contra "El Código Da Vinci" por su postulado de una descendencia de Jesús, llamó a boicotear la película.

"La Liga católica quiere que los cristianos se mantengan apartados de esta película, precisamente porque sabe que este filme constituye un cebo para (vender) los libros", explicó William Donohue, presidente de este grupo, que incluso editó un folleto destinado a refutar la trilogía.

"Algunos padres, sin darse cuenta, llevarían a sus hijos a ver la película y podrían verse incitados a comprar los tres libros como regalo de Navidad. Y ningún padre que quiera educar a sus hijos en la fe querrá acercarse a esos libros", advirtió Donohue.

Más moderada, la Conferencia Episcopal estadounidense, aunque advirtió a sus fieles contra una película con "alusiones anticlericales" en la cual uno de los personajes "nació fuera de los vínculos matrimoniales", considera que "en el plano puramente cinematográfico puede ser vista como una apasionante historia de aventuras con una lucha tradicional entre el Bien y el Mal y un rechazo general del autoritarismo".

"La brújula dorada" será estrenada en 3.000 salas en Norteamérica y solo 60 indicaron que se negaban a proyectarla, subrayó la publicación Variety, destacando que el filme tendrá que superar otros obstáculos para convertirse en un éxito comercial.

Con un colosal presupuesto de 180 millones de dólares, podría verse perjudicada por un relativo desconocimiento de la tr

You must be logged in to post a comment Login