Denuncian injusticias que sufren detenidos en Guantánamo

El abogado de seis detenidos en la base naval de Guantánamo, Seth Waxman, denunció el miércoles las injusticias que sufren sospechosos de terrorismo, a quienes el gobierno de Estados Unidos les ha negado sus derechos.

A los prisioneros, considerados como "combatientes ilegales" por el gobierno estadunidense y detenidos de manera indefinida, "se les ha mantenido aislados por seis años", alejados de sus esposas e hijos, señaló el abogado.

Waxman expuso sus argumentos ante la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos que analiza el derecho de sospechosos de terrorismo al hábeas corpus, que les permite enfrentar su detención ante las cortes federales.

Organizaciones de derechos humanos han indicado que la administración del presidente George W. Bush envió a los prisioneros a Guantánamo, en Cuba, zona alquilada por Estados Unidos, para evitar el escrutinio de las cortes estadunidenses.

El abogado manifestó que el gobierno de Estados Unidos tiene una jurisdicción completa sobre Guantánamo, de lo contrario esa sería una zona sin leyes.

El máximo tribunal dictaminó en 2004 que la ley federal permite que los detenidos en Guantánamo presenten peticiones de hábeas corpus, pero el Congreso aprobó leyes para prohibir esas solicitudes hasta que se realice un juicio ante tribunales militares.

La Suprema Corte analiza si el Congreso se excedió en aprobar la nueva ley que niega a los prisioneros el hábeas corpus bajo la Constitución.

El abogado general de la Nación, Paul Clement, manifestó a favor del gobierno que la Suprema Corte debe respetar el balance entre el Congreso y el presidente.

Dijo que "el Congreso ha hablado" sobre los procedimientos de los sospechosos de terrorismo en Guantánamo, y señaló que reflejan "los mejores esfuerzos" del presidente y el Congreso para procesarlos como parte de la guerra contra el terrorismo.

Los jueces de la Suprema Corte mostraron sus divisiones en las preguntas a los fiscales y a los abogados defensores de los detenidos.

El juez John Paul Stevens preguntó si no es relevante el hecho de que algunos de los prisioneros, considerados por el gobierno de Estados Unidos como "combatientes ilegales", hayan estado detenidos por varios años sin derecho a un abogado.

Sin embargo, el juez Antonin Scalia señaló que no existe un solo caso en la historia de Estados Unidos en el que una corte haya concedido una petición de hábeas corpus a un extranjero que no se encuentra en su territorio soberano.

Asimismo, el presidente de la Suprema Corte, John Roberts, consideró como "irrelevante" el tiempo que han estado detenidos los sospechosos de terrorismo.

La jueza Ruth Bader Ginsburg manifestó que por cuestiones prácticas Guantánamo "es territorio de Estados Unidos" y que cualquier asunto que haya aprobado el Congreso no debe cambiar los términos del alquiler que Estados Unidos oficialmente paga a Cuba.

David Cynamon, que representa a cuatro kuwaitíes detenidos en Guantánamo, dijo que todos pierden bajo el sistema actual, porque personas inocentes no han podido presentar sus casos.

Una decisión de la Suprema Corte favorable a los prisioneros prohibiría la detención indefinida de los sospechosos de terrorismo.

El gobierno de Estados Unidos considera como muy peligrosos a la mayoría de los alrededor de 300 prisioneros en Guantánamo, muchos de los cuales enfrentan una detención indefinida porque los considera como una amenaza a la seguridad nacional.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login