Al Gore pone la nota

OSLO (AFP) – El ex vicepresidente estadounidense Al Gore predicó con el ejemplo a su llegada este viernes a Oslo para recibir, junto al Panel de expertos de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC), el premio Nobel de la Paz, al preferir el tren a la limusina para su traslado desde el aeropuerto.

Tras llegar a Oslo a bordo de un vuelo regular, Al Gore se subió a un ferrocarril y no a la limusina que se suele emplear en estas ocasiones.

"Nuestros amigos aquí en Noruega han dicho que, si se deja de lado el hecho de que es un gran símbolo para el medio ambiente, (el tren) es de hecho más rápido", declaró Gore en el vestíbulo del aeropuerto, junto a su esposa Tipper, quien fue obsequiada con un ramo de flores amarillas.

"Es una metáfora sobre el desafío que debe afrontar hoy la comunidad mundial (…) Algunos de nuestros nuevos gestos que son buenos para el medio ambiente mejorarán nuestras vidas en otros aspectos", afirmó ante las cámaras de televisión.

Gore, de 59 años, y el indio Rajendra Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) recibirán el Premio Nobel de la Paz de manos del presidente del comité Nobel Ole Mjoes, el próximo lunes en el ayuntamiento de Oslo.

"Es probablemente el individuo que más ha hecho para que se comprendan mejor en todo el mundo las medidas que hay que adoptar" para luchar contra el cambio climático, dijo de él Mjoes el 12 de octubre, al atribuir el prestigioso premio.

En su documental, "Una verdad incómoda", Gore dio la voz de alarma sobre el calentamiento global y este viernes ha vuelto a relacionar la lucha contra el cambio climático con la paz.

"Hay en la actualidad millones de refugiados climáticos en el mundo que se ven obligados a marcharse de sus antiguas viviendas y a emigrar hacia regiones ocupadas por otros", dijo, citando el caso de la región sudanesa de Darfur.

"La competencia creciente por los recursos naturales que se vuelven escasos, como el agua, (…) desemboca en un peligro creciente de conflicto", agregó.

En una breve referencia a la conferencia de Bali sobre el cambio climático, Gore se declaró a favor de la entrada en vigor a partir de 2010 de un tratado vinculante y "mucho más estricto" que el protocolo de Kioto sobre las reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Como principal emisor de gases contaminantes, junto con China, "Estados Unidos debería ser el líder natural frente a este problema", reiteró.

El actual presidente estadounidense George W. Bush, que lo derrotó por escaso margen en las elecciones de 2000, recusa el protocolo de Kioto que el propio Al Gore había negociado como vicepresidente de Bill Clinton (1993-2001).

You must be logged in to post a comment Login