Aspirante presidencial Romney define manejo de su religión en la Casa Blanca

Dallas.- El aspirante mormón republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, afirmó el jueves que la libertad religiosa es fundamental para la grandeza de este país, al pronunciar un discurso en el Collage Station, en Texas.

"La libertad requiere de la religión, al igual que la religión requiere de la libertad", indicó, al señalar que la libertad abre la ventana del alma para que el hombre pueda descubrir sus más profundas creencias y su comunión con Dios".

"Libertad y religión permanecen juntas, o perecen juntas", señaló, Romney en su discurso en la Biblioteca Presidencial George H. Bush en Collage Station, en el que definió cómo manejaría su fe religiosa en caso de ser electo como el primer presidente mormón de esta nación.

"No defino mi candidatura por mi religión. Una persona no debe ser electa debido a su fe, ni debe ser rechazada por su fe", dijo en su alocución orientada a tratar de despejar las dudas y desconfianzas de un importante segmento de los votantes sobre su fe mormona.

Su discurso trajo reminiscencias del que fuera pronunciado por John F. Kennedy, en 1960, cuando también aspiraba a la presidencia de Estados Unidos, para ser en su caso el primer presidente católico.

Kennedy definió en un famoso pronunciamiento emitido en Houston, Texas, que El Vaticano no influiría en sus políticas como presidente.

El ex gobernador de Massachusetts lo recordó al señalar que "hace casi 50 años otro candidato de Massachusetts explicó que él era un estadunidense buscando la presidencia, no un católico buscando ser presidente".

"Como él, yo soy un estadunidense compitiendo para ser presidente. No defino mi candidatura por mi propia religión. Una persona no debe ser electa por su fe ni debe ser rechazada debido a su fe", indicó.

"Si soy afortunado para convertirme en su presidente, no serviré a una religión, a ningún grupo ni a ninguna causa. Un presidente debe servir sólo la causa común del pueblo de Estados Unidos", afirmó.

"Déjenme asegurarles que ninguna autoridad de mi iglesia, o de ninguna otra iglesia, aplicará su influencia en las decisiones presidenciales. Su autoridad es suya, dentro de la provincia de los asuntos de la iglesia y termina donde los asuntos de la nación comienzan", aseguró.

De acuerdo con una encuesta de opinión realizada por la cadena de televisión CNN en octubre pasado, el 77 por ciento de los votantes indicaron que el hecho de que un candidato sea mormón no afectaría su decisión para elegir presidente.

Sin embargo, un importante sector del electorado, el 19 por ciento, dijo que estaría mucho menos inclinado a votar por un mormón.

Analistas políticos indicaron que con su discurso, Romney buscó calmar las preocupaciones de los cristianos conservadores, una buena parte de los cuales han impulsado la candidatura del ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, quien fuera alguna vez ministro bautista.

Huckabee supera ahora a Romney en las preferencias para las primarias republicanas en Iowa, el primer estado que votará para decidir candidatos presidenciales.

Romney intentó en su discurso mantener un difícil equilibrio entre el separar sus convicciones religiosas de su posible administración presidencial, siendo al mismo tiempo leal a su fe.

"Creo en mi fe mormona e intento vivir acorde. Mi fe es la fe de mis padres. Les seré leal a ellos y a mis creencias", dijo al agregar que si su fe lesiona su candidatura pres

You must be logged in to post a comment Login