Francotirador inspeccionó tienda antes de matanza en Omaha

Dallas.- El joven que dio a muerte a ocho personas y lesionó a cinco más, antes de suicidarse la víspera en un centro comercial de Omaha, Nebraska, había inspeccionado el lugar antes de regresar con un fusil de asalto AK- 47 para cometer la matanza.

El jefe del Departamento de Policía de Omaha, Thomas Warren, dijo este jueves que agentes de seguridad del centro comercial Westroads Mall, habían visto a Robert A. Hawkins, entrar brevemente a la tienda departamental Von Maur antes de volver y cometer el homicidio.

Hawkins dejó la tienda para luego regresar unos seis minutos después escondiendo algo -al parecer el rifle de asalto AK-47 utilizado en la masacre-, bajo su sudadera, informó Warren en rueda de prensa en Omaha.

El jefe de policía dijo que el francotirador, de 19 años, se dirigió luego a un elevador para llegar al tercer piso de la tienda Von Maur y comenzar de inmediato a disparar contra las personas que se encontraban en el área de servicio al cliente.

Seis empleados de la tienda y dos clientes fueron muertos antes de que Hawkins orientara el arma hacia sí mismo y disparara, dijo Warren.

Precisó que las personas que fallecieron eran cinco mujeres y tres hombres, con edades de entre 24 y 66 años. Otras cinco personas más fueron lesionadas y dos de ellas se encuentran este miércoles en estado crítico en hospitales de Omaha.

Warren explicó que Hawkins aparentemente escogió a sus víctimas al azar y dijo poco o nada mientras disparaba unos 30 balazos.

Debora Maruca Kovac, quien arrendaba un cuarto al joven francotirador, reportó a la policía el haber encontrado una nota suicida tras recibir una llamada de Hawkins alrededor de las 13:00 horas locales del miércoles, minutos antes del incidente.

"El básicamente dijo que sentía mucho todo", señaló la mujer en declaraciones a la prensa. "El no quería ser una carga para la gente (.) y que ahora sería famoso", indicó.

La mujer explicó que Hawkins era amigo de su hijo y que le recordaba "a un perrito que nadie quería".

Explicó que el joven tenía un año y medio viviendo en su casa y que le había dicho que no podría regresar a su hogar debido a "algunos asuntos con su madrastra".

Kovac describió a Hawkins como un joven bien portado, aunque "tenía muchos problemas emocionales, obviamente".

La mujer dijo que el joven le había mostrado la noche anterior un rifle de asalto, pero que esto no la había alarmado.

La policía informó que Hawkins había sido arrestado por un par de faltas menores en noviembre pasado y debía comparecer ante un juez este mes.

Una de las faltas incluía la posesión de alcohol siendo menor de edad, por lo que fue arrestado el 24 de noviembre pasado y tenía cita para comparecer en la corte el próximo 19 de diciembre.

Días antes del incidente, Hawkins también había sido despedido de su empleo en un restaurante de la cadena McDonald´s.

Kovac dijo que Hawkins se había molestado mucho por haber sido despedido de su empleo y que esto pudo haber propiciado el incidente de este miércoles.

El gobernador de Nebraska, Dave Heineman, dispuso que las banderas ondearan a media asta en todos los edificios públicos de la entidad, desde este miércoles hasta el próximo domingo, en señal de luto.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login