Juicio a Fujimori en Perú rodeado por indiferencia de los peruanos

LIMA (AFP) – El histórico proceso contra el ex presidente Alberto Fujimori, acusado de violaciones a los derechos humanos y de corrupción, que se inicia el lunes en una base policial en Lima, despierta aún escaso interés entre los peruanos de a pie y entre los medios de comunicación.

A pesar de que se trata del primer juicio desde 1930 contra un ex mandatario, que estuvo prófugo de la justicia durante siete años en Japón y Chile, los peruanos viven más atentos al culebrón mediático de su selección de fútbol envuelta en un escándalo de mujeres y licor.

El contraste llama poderosamente la atención si se compara la expectativa en el caso Fujimori con la que existió con procesos similares en América Latina contra ex gobernantes acusados de crímenes de lesa humanidad, como lo fue el caso de Augusto Pinochet en Chile y de las juntas militares en Argentina.

Cuando restan menos de tres días para el inicio del proceso no hay debates en los medios de prensa sobre lo que representó para Perú el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000) y el hecho de llevarlo al banquillo de los acusados.

Las contadas muestras de interés la dieron sus seguidores, como lo evidencia un frase pintada sobre los muros de una de las principales rutas de Lima -la vía Expresa-, donde se lee: "Libertad para quien liberó al Perú del terror".

Los fujimoristas resaltaron que su líder fue el único gobernante en las dos últimas décadas que se puso "los pantalones largos" para luchar frontalmente contra las guerrillas de Sendero Luminoso (maoísta) y el MRTA (guevarista).

Precisamente son los métodos irregulares utilizados por el Estado durante el conflicto interno en Perú, que dejó 70.000 muertos de 1980 a 2000 -como la existencia de un escuadrón de aniquilamiento del Ejército-, los que podrían llevar 30 años a prisión a Fujimori si se prueba que dirigió la guerra sucia.

Organizaciones de derechos humanos anunciaron un acto de conmemoración este domingo en el parque "El ojo que llora", en memoria de las víctimas de la guerra interna y en vísperas del juicio.

Al menos un canal de televisión anunció un documental sobre el lado oscuro del gobierno de Fujimori, quien gobernó durante tres períodos consecutivos de 1990 a 2000 hasta que renunció por fax desde Tokio arrastrado por un escándalo de corrupción desatado por su brazo derecho, Vladimiro Montesinos.

El canal de televisión que anunció la cobertura especial es Frecuencia Latina, cuyo propietario, Baruch Ivcher, un empresario de origen israelí, fue un opositor de Fujimori luego de que éste le retiró la nacionalidad peruana y despojó de su medio.

De hecho, el proceso no forma parte de la agenda política, pese a los intentos del congresista Santiago Fujimori, hermano del ex jefe de Estado, en denunciar la falta de garantías para un juicio justo.

Fujimori será juzgado por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta (en Lima entre 1991 y 1992), donde murieron en total 25 personas ejecutadas por un escuadrón de aniquilamiento del ejército, y por el caso ‘Sótano del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE)’, por el secuestro y detención ilegal de un periodista y un empresario opositores.

Fujimori, de 69 años, será el primer ex jefe de Estado peruano en ser llevado al banquillo de los acusados desde 1930, cuando se juzgó al ex presidente Augusto Leguía (1919-1930) por corrupción, quien finalmente murió en prisión sin haber escuchado sentencia.

You must be logged in to post a comment Login