Regresan los Tecolotes de Nuevo Laredo a la Liga Mexicana de Béisbol.

Nashville.- Después de una corta ausencia, los Tecolotes de Nuevo Laredo regresan a la Liga Mexicana de Béisbol, para tomar el sitio de los Rieleros de Aguascalientes, después de ser aceptados durante la Asamblea de la LBM.

La franquicia de los Rieleros dejó de pertenecer a José Antonio Mansur, y el nuevo propietario de los Tecolotes es Víctor Lozano, junto con tres socios más: Homero Salinas, Roberto Peña y José Luis Palos.

Nuevo Laredo, Tamaulipas, vuelve a ser escenario de la liga veraniega de béisbol después de que fue en esta ciudad fronteriza donde entró el llamado "Rey de los Deportes" a nuestro país en 1877.

La gran tradición y amor por el béisbol en Nuevo Laredo está escrita con letras doradas en la historia de la Liga Mexicana, pues fue ahí donde se disputó el primer juego nocturno al principio de la década de los 50, de ahí el mote de los Tecolotes.

Ahora los volátiles contarán con un nuevo estadio, al dejar atrás el viejo parque de La Junta. El flamente inmueble donde jugarán los Tecolotes tuvo un costo de 69 millones de pesos y cuenta con capacidad para albergar a ocho mil aficionados.

Después de tres años de ausencia los fieles seguidores del equipo fronterizo podrán disfrutar nuevamente de un deporte que está sumamente arraigado en esta zona del país.

La Asamblea de Dueños aprobó el rol de juegos para la temporada 2008 de la Liga Mexicana de Béisbol, así como la revisión de bates, que no se hará a todos, sino de manera aleatoria y se aceptarán únicamente bates de madera y no rellenos de corcho.

En dicha reunión se dio a conocer el presupuesto de operaciones para la temporada 2008, en donde se incluyen playoffs y serie final, que es de 20 millones de pesos.

Finalmente, los presidentes de los equipos designaron al presidente de la LMB, Plinio Escalante, para que tome cartas en el asunto y encuentre una resolución en el caso del pelotero José Lima.

Lima jugó con los Saraperos de Saltillo, pero fue protestado por los Sultanes de Monterrey, que argumentó que los coahuilenses le habían ofrecido más del tope salarial, y por ello desechó el trato que tenía con los regiomontanos.

Ahora este caso ha dado un giro de 180 grados y será el propio titular de la LMB, quien se ocupe de resolverlo.

"Me reuniré con la gente que investigó el caso por estos meses. No me lo esperaba, pero Roberto Mansur fue quien lo propuso. Sé que no será una decisión sencilla, porque cualquiera que sea la resolución no le gustará a la otra parte. Sin embargo estudiaré bien el caso y tendré mi respuesta a finales del mes de enero".

Notimex

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login