Bolivia denuncia ante la OEA acciones desestabilizadoras de oposición

El gobierno de Bolivia acusó el viernes ante el Consejo Permanente de la OEA a sectores de la oposición de atentar contra la voluntad democrática, alentando acciones desestabilizadoras como el derrocamiento del presidente Evo Morales.

Ante representantes de los 34 países miembros de la OEA, la ministra boliviana de Producción y Microempresa, Celinda Sosa Lunda, señaló que la crisis en Bolivia es la respuesta de grupos tradicionales de poder, que se niegan a aceptar la nueva realidad de ese país.

Estos grupos, dijo, se rehusan a admitir "que los pobres estén en el poder", y consideró que sus esfuerzos por deslegitimizar al gobierno equivalen a un "racismo que se manifiesta a través de grupos minoritarios".

La intervención de Sosa Lunda y la del viceministro de Coordinación Gubernamental, Héctor Arce, ante la Organización de Estados Americanos (OEA) tuvo como objetivo responder a las quejas expuestas días antes por cuatro prefectos de la oposición.

Los prefectos acusaron a Morales ante el organismo interamericano de ejercer una presidencia totalitaria.

Arce señaló, por su parte, que su país vive "momentos difíciles" y aseguró que el ofrecimiento del presidente de someter su mandato a un referendo revocatorio busca dirimir la crisis por medios pacíficos.

"Vamos por las urnas, no por las armas", dijo el funcionario, haciendo eco de una declaración previa de Morales al respecto.

Arce reiteró que los disturbios que se han registrado en las últimas semanas en su país representa una respuesta a las acciones del gobierno, que "han afectado intereses de minorías".

"Son estos pequeños grupos quienes han probado tener la capacidad de organizar algunas formas de resistencia antidemocrática, que buscan desacreditar el proceso del cambio", aseveró.

El funcionario boliviano denunció también como algunos sectores de la oposición, "utilizando un discurso falaz y mentiroso" han llamado al derrocamiento del presidente Morales.

"Algunos sectores han atentado contra la estabilidad democrática", dijo.

Arce pidió a los embajadores ahí presentes mantenerse atentos "a la defensa de la democracia, de la estabilidad de nuestro país".

Aunque la mayoría de los representantes de los países manifestaron su apoyo y solidaridad con el gobierno de Morales, algunos como Estados Unidos pusieron de relieve la importancia de evitar una mayor polarización de la situación actual.

"La visión de mi delegación es que todos los sectores deben participar en la vida política del país a fin de evitar cualquier noción de exclusión", dijo Robert Manzanares, representante estadunidense interino ante la OEA.

Al hablar a nombre de los países de Centroamérica, el embajador de Guatemala, Francisco Villagrán de León, dijo que este bloque apoya la idea "si Bolivia así lo solicita, de que la OEA y su secretario general (José Miguel Insulza) presten el apoyo que sea requerido".

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, agradeció la presencia de los miembros del gabinete del presidente Evo Morales.

Insulza valoró el espíritu de sus expresiones y manifestó su respeto “por los procedimientos a los que el pueblo de Bolivia recurre en su búsqueda de caminos hacia cambios tan necesarios en ese país”.

Seguidamente saludó “la voluntad de diálogo siempre abierta, la mano siempre tendida para buscar el consenso y la concordia, de todos

You must be logged in to post a comment Login