Bush ignoraba destrucción de videos de la CIA: Casa Blanca

El presidente George W. Bush no recuerda haber estado al tanto de la destrucción de video sobre tortura a sospechosos de terrorismo, en 2005, por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), informó la Casa Blanca.

Bush "no recuerda que se la haya informado de los videos o de su destrucción antes del día de ayer (jueves)", cuando le notificó el director de la CIA, Michael Hayden, afirmó la vocera de la Casa Blanca, Dana Perino.

Agregó que "el presidente no tiene ninguna razón para dudar del general Hayden. Tiene una total confianza en él".

El diario The New York Times informó este viernes que la CIA destruyó las cintas de video con interrogatorios a dos supuestos terroristas por temor a que se filtraran a la opinión pública.

Hayden reconoció, en un comunicado, que la CIA preparó y destruyó los videos que mostraba el uso de técnicas de interrogatorios a sospechosos de terrorismo, que entidades de derechos humanos consideran como tortura.

Indicó que la CIA tomó la decisión porque las cintas ya no tenían valor para los servicios de inteligencia y no era relevante para cualquier investigación interna, legislativa o judicial.

La Agencia destacó que para los interrogatorios de Abu Zubaydah tuvo la aprobación del Departamento de Justicia y otros elementos del Poder Ejecutivo para la aplicación de procedimientos "legales, seguros y efectivos".

Si las cintas se filtraban a la prensa, "se hubiera permitido la identificación de colegas de la CIA que trabajaron en el programa, exponiéndolos a ellos y sus familias a represalias de (la red) Al Qaeda y sus simpatizantes", explicó.

Aunque los interrogatorios ocurrieron cuando el director era Porter Goss, Hayden defendió esos procedimientos al indicar que han impedido operaciones terroristas y han salvado vidas y se realizaron con una "supervisión cuidadosa".

Hayden afirmó que la agencia de espionaje informó al Comité de Inteligencia del Congreso de Estados Unidos de las grabaciones y que la intención de la CIA era destruirlas.

Según la carta, la Agencia empezó a grabar los interrogatorios como un "test interno", después que Bush autorizó métodos más severos para conseguir información de los supuestos terroristas.

Estos métodos incluyeron el llamado "waterboarding" o "ahogamiento simulado", señalaron autoridades gubernamentales.

La oposición demócrata en ambas Cámaras del Congreso estadunidense pidió que se investigue la decisión de destruir las grabaciones.

"El daño es todavía más grave cuando estas medidas se toman a escondidas", dijo el presidente de la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado, Patrick Leahy.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login