Casa Blanca pide a CIA que evite destrucción de videos sobre a al Qaeda

Nueva York.- Funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Justicia urgieron a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a no destruir las videocintas con interrogatorios de dos operativos de al Qaeda, señaló el sábado el diario The New York Times.

Las cintas, que se han convertido en el centro del más reciente escándalo de la administración Bush, fueron sin embargo destruidas por ordenes del jefe del servicio de operaciones clandestinas sin notificar al principal abogado de la agencia, dijeron funcionarios.

La víspera, la Casa Blanca negó que el presidente George W. Bush conociera la destrucción de las cintas de video de los interrogatorios a Abu Zubaydah y a Abd al-Rahim al-Nashiri, sospechosos de terrorismo.

The New York Times señaló que las nuevas revelaciones, así como entrevistas con legisladores, arrojan interrogantes sobre algunos aspectos de la versión del jefe de la CIA, Michael Hayden, al Congreso sobre el calendario de destrucción de las cintas.

De acuerdo con el recuento del diario, la CIA decidió en 2003 preservar las cintas en respuesta advertencias de abogados de la Casa Blanca de que sería inapropiado destruirlas debido a los riesgos legales.

Pero funcionarios dijeron al Times que el director de operaciones clandestinas de la CIA, José Rodríguez, revirtió esa decisión y destruyó las cintas en noviembre de 2005.

Algunos miembros del Congreso conocieron la acción de la CIA hasta el año pasado. El argumento central para su destrucción fue que en ellas aparecían operativos de la CIA cuya identidad debía ser protegida.

Hasta el momento, no está claro cuando fueron informadas ni la Casa Blanca ni el Departamento de Justicia sobre la destrucción de las cintas.

En su explicación oficial, la CIA indicó que para los interrogatorios de Abu Zubaydah logró la aprobación del Departamento de Justicia y otros elementos del Poder Ejecutivo para la aplicación de procedimientos "legales, seguros y efectivos".

Aunque los interrogatorios ocurrieron cuando el director era Porter Goss, Hayden defendió esos procedimientos al indicar que han impedido operaciones terroristas y han salvado vidas y se realizaron con una "supervisión cuidadosa".

Hayden afirmó en una carta que la agencia de espionaje informó al Comité de Inteligencia del Congreso de Estados Unidos de las grabaciones y que la intención de la CIA era destruirlas.

De acuerdo a la carta, la CIA empezó a grabar los interrogatorios como un "test interno" después que Bush autorizó métodos más severos para conseguir información de supuestos terroristas.

Estos métodos incluyeron el llamado "waterboarding" o "ahogamiento simulado", señalaron autoridades gubernamentales.

La oposición demócrata en ambas cámaras del Congreso estadunidense pidió que se investigue la decisión de destruir las videograbaciones.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login