El legado inédito de Gabriela Mistral regresa finalmente a Chile

SANTIAGO (AFP) – Casi 300 poemas inéditos, cientos de fotografías y varias decenas de objetos íntimos de la poetisa chilena y Premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, que permanecieron ocultos por 50 años en Estados Unidos, regresaron este lunes a Chile, para dar inicio a una completa revisión de su obra.

En total son 168 cajas, repletas de poemas inéditos, manuscritos históricos, cartas, fotografías y objetos personales, como banderines de todos los países que visitó y un mate, que fueron recepcionados por las autoridades chilenas, en una solemne ceremonia en la Biblioteca Nacional de Santiago.

En un salón especial de ese recinto permanecerá toda la obra manuscrita de la poetisa, incluyendo los cerca de 300 poemas inéditos que fueron encontrados a mediados de año en la vivienda que compartió con su amiga íntima y asistente Doris Dana, en Long Island, Estados Unidos.

El resto de objetos, como libros, obras pictóricas, registros sonoros y fílmicos y piezas de uso cotidiano, integrarán las colecciones del Museo Gabriela Mistral de la localidad de Vicuña, a 460 km al norte de Santiago, de donde era oriunda la artista.

Las piezas habían permanecido guardadas en Estados Unidos hasta ahora con extremo celo por Doris Dana, albacea de los bienes de Mistral, que en cinco décadas se negó a revelar el contenido de su trascendente herencia.

Sólo después de su muerte en 2006, su sobrina y heredera, Doris Atkinson, se abrió a la posibilidad de regresar a Chile los objetos pertenecientes a Mistral, revelando un sorprendente legado, que según expertos, permitirá revalorar íntegramente la obra de la primera y única mujer en recibir un Nobel de Literatura en América Latina (1945).

"Tal vez era necesaria esta larga espera para estar preparados para recibir nuevamente a Gabriela y ahora estar disponible para conocerla y valorarla en toda su complejidad y diversidad", dijo en la ceremonia Nivia Palma, Directora de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos.

En mayo de este año las cajas iniciaron un largo proceso hasta su llegada a Santiago, cuando Doris Atkinson firmó un acuerdo con las autoridades chilenas para traspasar los objetos, que luego de tres meses, fueron entregadas oficialmente en la embajada de Chile en Washington.

Pero hasta último momento la heredera de la poetisa chilena entregó objetos a las autoridades chilenas, según contó a la AFP el experto en su obra Pedro Pablo Zegers, quien catalogó previamente el legado en Estados Unidos.

"Lo que está aquí es el más grande legado de la Mistral que se haya tenido nunca, porque no sólo combina la parte de su creación, sino que está su vida personal", señaló.

"Este legado nos permitirá tener una dimensión mucho más completa de su obra y nos va a permitir tener de ella una mirada mucho más potente", agregó.

En la parte literaria, el legado contiene cerca de 300 poemas inéditos, escritos por la poetisa desde que se fue de Chile en 1922, hasta poco antes de su muerte, en 1957.

Entre los poemas inéditos destacan ‘Rayo’, ‘Enfermo’, ‘Casandra’ y ‘Ganas tengo de hablar’, donde Mistral expresa el amor de una madre hacia su hijo, que parecen referirse a su sobrino ‘Yin Yin’, de quien se dice sería en realidad su verdadero hijo.

También hay trabajos como recopiladora de antologías y traductora de textos, junto a manuscritos sobre feminismo y en favor de la paz.

Con la llegada de su legado a Santiago se rompe también el mito de que la poetisa no amaba a su país, en visión de Nivia Palma.

You must be logged in to post a comment Login