Scorsese heredó el humor de su madre y la violencia del barrio donde creció

MARRAKECH , Marruecos (AFP) – El gran cineasta estadounidense Martin Scorsese dice que el sentido del humor lo aprendió de su madre y que la la violencia de sus películas la mamó en el barrio que lo vio crecer.

“Mi madre, a la que me sentía muy unido, así como su familia, tenía un gran sentido del humor y creo que el humor de los personajes de mis películas viene del lado de la familia de mi madre que se llamaba Capa”, afirmó durante una conferencia de prensa el domingo en Marrakech, donde se celebra la séptima edición del Festival internacional de cine.

Respecto al carácter violento de sus filmes, confesó que “había efectivamente una gran violencia pero no aparecía más que en las películas que se centraban en un mundo muy específico, aquél donde crecí”.

“Es decir un grupo de personas que vivían en una parte de Manhattan. Eran emigrantes procedentes de Italia, y más concretamente de Sicilia”, explicó.

Este director de cine, que siente debilidad por Marruecos, entregó el viernes por la noche una Estrella de Oro al actor hollywoodiense Leonardo di Caprio y el sábado dio una lección de cine a los asistentes.

“La naturaleza de la violencia en el mundo donde crecí no era fútil o inútil. Era una violencia muy seria. La violencia es algo que experimenté, que vi. Me causó una gran impresión y cuando intento mostrarla en las películas no trato de embellecerla, sino que la muestro tal y como creo haberla visto en mi barrio”, agregó.

Este cineasta de 65 años, autor de unos treinta filmes durante cuarenta años de carrera, reconoció haber descubierto el cine gracias al asma que padecía. Y es que como no podía practicar deporte, su madre lo solía llevar al cine.

“Las primeras imágenes que me han marcado eran escenas de Duelo al Sol de King Vidor en 1946. Tenía cuatro años y creo que mi madre quería verla porque estaba envuelta en un gran escándalo debido a su sensualidad. Se valió del pretexto de que me gustaban los wéstern para llevarme”, añadió.

Quince películas, una de ellas Partes Usadas del mexicano Aarón Fernández, compiten en esta fiesta del cine que se prolongará hasta el 15 de diciembre y durante la cual se proyectarán 110 filmes de 23 nacionalidades.

Para soplar las cien velas del cine egipcio, el festival proyectará unas cuarenta películas realizadas desde 1937 y también se dará a conocer una panorámica cinematográfica marroquí.

Además, como cada año, se proyectarán varias cintas en la célebre plaza Jemaa el Fna de Marrakech.

You must be logged in to post a comment Login