Concierto histórico de Filarmónica de NY en Corea del Norte.

Nueva York.- El himno estadounidense sonará por primera vez en Corea del Norte, cuando la Orquesta Filarmónica de Nueva York ofrezca un histórico concierto el próximo 26 de febrero en este que es uno de los países que mantiene diferencias con la unión americana, se dio a conocer este martes.

La actividad sin precedentes, que se dio a conocer en rueda de prensa -luego de que ayer fue adelantada por el influyente diario The New York Times-, espera descongelar las relaciones bilaterales entre Washington y Pyongyang, tensas por el pulso nuclear que mantienen desde hace años.

"Esta visita profundizará seguramente el entendimiento y los lazos culturales entre los dos países", dijo a los representantes de los medios de comunicación reunidos en el Lincoln Center de esta ciudad el embajador de Corea del Norte ante Naciones Unidas, Pak Gil Yon.

La iniciativa ha sido acogida con satisfacción y optimismo por expertos en relaciones internacionales y activistas de los derechos humanos, que la ven como un paso positivo para el acercamiento entre ambos países y la apertura de Corea del Norte al mundo.

La invitación partió del Ministerio de Cultura norcoreano, que en pasado agosto envió una carta por fax a la Sinfónica de Nueva York.

Su director, Zarin Mehta, viajó en octubre hasta el país asiático -que Bush incluyó en el "eje del mal" tras el 11 de septiembre de 2001- para ultimar algunos detalles antes de dar el visto bueno.

De acuerdo con medios locales, Mehta puso algunas condiciones: que pudiera ser interpretado el himno de las "barras y estrellas", que el concierto fuera televisado para evitar que sólo asistiera la élite del régimen comunista y que los músicos de origen coreano de su equipo no tuvieran ningún problema una vez allí.

El director dijo desconocer que pasará tras el concierto, en alusión a las relaciones bilaterales entre ambos países, pues será entonces el turno para la diplomacia, "nosotros lo único que podemos hacer es dejar en claro que la música puede unir a los pueblos".

Por su parte, el diplomático norcoreano no confirmó si el líder norcoreano, Kim Jong Il, asistirá al concierto de la Orquesta Filarmónica de Nueva York.

A pesar de la expectación levantada, el paso que dará la Filarmónica no es nuevo. Antes, en 1956, la de Boston fue la primera orquesta en tocar en la por entonces Unión Soviética.

Pero no ha sido sólo la música la que ha servido a la política. También el deporte, como fue el caso del equipo estadounidense de ping pong invitado a jugar en China en 1971, convirtiéndose en los primeros estadounidenses en pisar suelo chino desde la llegada al poder del Partido Comunista, en 1949.

Se trató entonces de un gesto de buena voluntad que despejó el camino para la histórica visita que realizó en 1972 al país asiático el presidente Richard Nixon.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login