Cuestionan a concejo en California por proyecto de Blackwater

San Diego.- Residentes del poblado de Potrero, en la frontera con México, destituyeron en referendo simbólico a los cinco miembros de su concejo regional de Planeación por permitir un proyecto para construir un campo para entrenamiento de Blackwater.

La empresa de seguridad Blackwater enfrenta esta semana una fuerte polémica en Washington porque varios de sus empleados que cuidaban a diplomáticos estadunidenses en Irak dispararon en septiembre pasado contra 17 iraquíes aparentemente desarmados.

La compañía, cuya sede principal está en Carolina del Norte, propone construir un campo de entrenamiento para unos 300 paramilitares en ese poblado ubicado a 70 kilómetros al este de San Diego y a menos de cinco kilómetros al norte de la frontera con Baja California.

Una representante del Centro para la Paz de San Diego, Carol Jacow, dijo que en el referendo simbólico realizado este martes, los residentes de Potrero optaron por destituir a todo el concejo de planeación.

El conteo de los votos continuaba hacia la medianoche. El aspecto simbólico de la votación se debe a que la propuesta de destitución se votó independiente, sin formar parte de ninguna boleta electoral oficial, y sin presentrarla al condado de San Diego ni a la Secretaría de Estado de California.

Un grupo de residentes de Potrero opuestos al proyecto de Blackwater reunió el mes pasado 300 firmas de electores registrados, más de la mitad de los 580 votates en ese poblado que es en su mayoría de rancherías. Con la mayoría electoral de acuerdo en llevar a cabo el referendo, los residentes votaron anoche sobre la propuesta de destitución del concejo de Planeación.

Blackwater alcanzó notoriedad por primera vez en 2004 cuando las televisoras del todo el mundo transmitieron escenas de una orda de iraquíes que cercenaron, quemaron y colgaron a cuatro empleados o asesores de esa empresa de seguridad privada.

El verano pasado al conocerse que miembros de Blackwater dispararon contra civiles iraquíes, el Petágono expresó su desacuerdo en que el Departamento de Estado contratara a empleados de esa firma de seguridad para protección diplomática.

Uno de los incendios que se desataron el mes pasado en el sur de California, el Harris, el más letal, inició en las inmediaciones de Potrero y arrasó la zona que Blackwater propone para construir su campo de entrenamientos.

Según residentes de la zona, ejecutivos de Blackwater fueron los primeros en ofrecer asistencia a residentes damnificados de Potrero. Tras la celebración del referendo la decisión sobre la propuesta del campo de entrenamiento queda ahora en manos del cabildo del condado de San Diego.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login