John Osborne criticó la sociedad surgida de la Segunda Guerra Mundial.

México.-Figura central de la tendencia teatral llamada "jóvenes airados", quienes a través de la vitalidad, sátira y realismo se pronunciaron en contra del orden social establecido, el dramaturgo británico John Osborne nació el 12 de diciembre de 1929.

Su obra "Mirando hacia atrás con ira" (1956), que habla de la rebelión contra las costumbres tradicionales, marcó un hito en el teatro británico posterior a la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y lo convirtió en el primero de los "jóvenes airados", caracterizados por sus valores materialistas y falta de fe.

La innovación de su teatro, más en el contenido que en los aspectos formales, se generalizó convirtiéndose en una verdadera corriente entre los jóvenes escritores, artistas e intelectuales británicos que se opusieron al "establishment" a través de la violencia, la ironía, el escepticismo y el vituperio como forma de comunicación personal y social.

"A Better Class of Person" (1989), primer libro autobiográfico, describe su infancia en los suburbios de Londres, su breve experiencia como periodista y sus años como actor de provincia, durante los cuales comenzó a escribir sus primeras obras de teatro, de las cuales la primera fue representada en 1950.

Sin embargo, Obsborne se dio a conocer con "Mirando hacia atrás con ira" (1956), la cual fue fundadora de una nueva tendencia teatral que la crítica denominó la escuela de los "jóvenes airados" por la vitalidad, sátira y el realismo de su propuesta, que expresó una reacción contra los viejos valores y el orden social establecido en la posguerra.

A dicha obra le siguió "Epitafio para George Dillon" (1957), escrita en colaboración con Anthony Creighton. "El anfitrión" (1957) fue protagonizada en su estreno por Laurence Olivier en el papel de "Archie Rice", un marchito superviviente de la gran época del Music Hall.

De acuerdo con los conocedores, la tendencia teatral de los "jóvenes airados" exponía en los trabajos personajes venidos a menos, faltos de esperanzas, con preocupación por el dinero y la duda metafísica por falta de asideros reales.

Esta propuesta, da cuenta de una sociedad en descomposición, incapaz de ajustarse a una posguerra en la que la desigualdad social y la falta de un nuevo código de valores morales que dejó a la juventud envuelta en su propia neurosis, con personajes burgueses o pequeñoburgueses destinados siempre a fracasar.

Otra de las obras de Osborne, quien también se desempeñó como guinista, es "El animador" (1957), en la que narra el declive de la presencia británica en el mundo a través de la metáfora de la escena; mientras que "Lutero" (1961) es un drama histórico cuyo personaje central está considerado como un auténtico rebelde.

En "Prueba inadmisible" (1964), el escritor reanuda su ataque a los valores contemporáneos, mientras que "Al Oeste de Suez" (1971) es un relato de las pasadas glorias imperiales británicas, en el que el autor manifiesta su simpatía hacia los colonizadores.

En su autobiografía, "Un mejor tipo de persona" (1981), el autor relata con amargura su vida en el seno de una familia de clase media baja y la relación con su madre.

John Osborne también escribió el guión para la película "Tom Jones" (1963) y recibió un premio de la Academia de Cine.

La producción de Osborne destaca por su reorientación del teatro británico de las obras en las que

You must be logged in to post a comment Login