Mexicanos reciben a Virgen de Guadalupe en Catedral de Nueva York

Por Oscar Santamaría
Notimex

Nueva York.- Ante la mirada atónita de turistas y curiosos, miles de mexicanos abarrotaron hoy la Catedral de San Patricio, en pleno corazón de Nueva York, para recibir con "vivas" a la Virgen de Guadalupe.

Por sexto año consecutivo, el templo mayor de la ciudad abrió sus puertas como destino final de la carrera de la Antorcha Guadalupana, que partió de la Basílica de Guadalupe de Ciudad de México el pasado 7 de octubre y recorrió 67 ciudades a ambos lados de la frontera.

La Antorcha, junto con dos imágenes de la Virgen de Guadalupe y una del indio Juan Diego, entró puntual a las 10:00 hora local a la Catedral acompañada de "vivas" a México y a la Virgen. Alrededor de cuatro mil devotos no se quisieron perder la cita.

Antes, y escoltada por cientos de fieles que vestían sudaderas blancas con el lema "Mensajeros por la dignidad de un pueblo dividido por la frontera", la antorcha desfiló por la ciudad, cruzando Central Park y bajando por calle 59, hasta la Quinta Avenida.

"Esta es la primera vez que vengo porque los años anteriores tenía que trabajar. Siempre he sido muy devota de la Virgen de Guadalupe", señaló a Notimex Mirna Prieto, de 34 años, originaria del mexicano estado de Puebla y que lleva cuatro años en esta ciudad.

Mirna, quien alterna sus estudios con su trabajo en un restaurante y es madre soltera de tres hijos, llevaba un ramo de flores como ofrenda. "Vine porque este año me están pasando muchas cosas en mi vida personal y quiero que la Virgen me ayude", señaló.

El responsable de la Asociación Tepeyac de Nueva York, Joel Magallán, uno de los organizadores del evento, aprovechó por su parte la ocasión para recordar la cercanía de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el próximo noviembre.

"Nuestra presencia aquí es un mensaje de que tenemos que organizarnos de cara a las elecciones. Es muy importante que todo el mundo se registre y vaya a votar. Vamos a tener que trabajar duro para lograr en 2009 una reforma migratoria justa", indicó a Notimex.

Como otros años, la cita tuvo un tinte político, aunque suavizado en la misa que se ofreció a la Virgen. El encargado de celebrarla fue monseñor Robert Ritchie, asistente del obispo auxiliar de la archidiócesis de Nueva York para asuntos hispanos, Josu Iriondo.

A diferencia de ocasiones anteriores, no mencionó las palabras "reforma migratoria", refiriéndose a la situación de los inmigrantes sólo de pasada sin hacer ninguna reivindicación en su favor.

Desde el púlpito e íntegramente en español, indicó que la Carrera de la Antorcha Guadalupana "es un símbolo de la migración mexicana a Estados Unidos".

"Una migración que deja claro que somos muchos pueblos distintos, pero al mismo tiempo un sólo pueblo, un pueblo bajo la unidad de Dios", señaló.

Ritchie recordó que hoy, igual que en el pasado, los inmigrantes llegan "no sólo con sus manos para trabajar, también lo hacen con su fe" y reconoció que "nosotros, la Iglesia, entendemos su importancia y su generosidad".

Tras la misa de apenas una hora, la marcha siguió por diversos puntos de la ciudad, llevando la Antorcha hasta varias iglesias, en un día que culminó con la celebración de numerosas misas programadas en una decena de parroquias neoyorquinas.

La víspera, la Catedral de San Patricio fue el escenario de un numeroso grupo de fieles que le cantó "las

You must be logged in to post a comment Login