Ayuda a propietarios de viviendas en riesgo

Durante los próximos dos años se anticipa que fracasarán más de dos millones de préstamos hipotecarios subpreferenciales. El mayor impacto lo sufrirá el propietario de vivienda que será destituido de su hogar. Pero las repercusiones y consecuencias de tal fiasco financiero serán sentidas en todos los sectores de la economía nacional y global.

El jueves, 6 de diciembre, el Presidente George Bush anunció su plan para asistir a propietarios de vivienda que enfrentan dificultades con los ajustes de la mensualidad de su préstamo hipotecario.

El plan incluye tres componentes: refinanciamiento a prestamos preferenciales, refinanciamiento al programa de la administración federal de vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) y congelamiento de la tasa de interés.

El plan presidencial llega un poco retrasado y después de que muchas familias ya entraron en delincuencia o se retrasaron con el pago se su cuota. Desde enero, la cantidad de propietarios que se han retrasado ha estado incrementando mensualmente y a niveles históricos.

Durante los últimos años más del 40 por ciento de latinos y más del 50 por ciento de afroamericanos que obtuvieron un préstamo hipotecario para la compra de su primera casa recibieron un préstamo subpreferencial –con tasa de interés más alta y otros cargos por riesgo.

Investigación del mercado hipotecario por Fannie Mae y Freddie Mac han reportado que de un 25 por ciento a un 50 por cento de esos consumidores calificaban para préstamos preferenciales con mejores términos. Esto significa que muchos consumidores fueron manipulados a aceptar un préstamo más caro y riesgoso.

El plan de la Casa Blanca es una propuesta modesta y solamente una pequeña parte de la solución necesaria. Ese plan carece de mandato y autoridad ya que solo pide la cooperación voluntaria de las instituciones financieras a que modifiquen préstamos uno por uno. El plan también descalifica propietarios que ya están retrasados con sus pagos, ignorando así el daño ya causado.

Evadir la cantidad de ejecuciones hipotecarias previstas es de interés para todos –el propietario, las instituciones financieras, los inversionistas, los gobiernos locales, estatales, y federal, entre otros.

Por tanto, las reformas necesarias deben incluir la demora del proceso de ejecución, el refinanciamiento a hipotecas responsables (convencionales, FHA, y subpreferenciales) reforma de la ley de banca rota que permita la modificación de hipotecas, y la prohibición de prácticas abusivas en el futuro.

Métodos de ejecución hipotecaria

Los métodos varían dependiendo de la ley estatal. En los estados donde se requiere una orden judicial el proceso es más lento. Washington, DC, Maryland y Virginia son jurisdicciones no-judiciales y el proceso es corto.

El consumidor que enfrenta la ejecución de su préstamo debe consultar con un abogado local lo mas pronto posible para evaluar todas la opciones disponibles. Por lo general, el retraso de pago es la primera seña de que el propietario esta teniendo dificultades financieras.

Al no recibir más pagos, el prestamista puede iniciar el proceso formal de ejecución. La venta de la casa por el alguacil local puede demorar de dos a nueve meses, a veces menos.

La notificación de ejecución es información pública y el propietario puede ser bombardeado por ofertas fraudulentas de rescate. Por tanto es sumamente importante comunicarse con el banco o la casa prestamista lo más pronto posible para discutir las dificultades financieras que las familias enfrentan, sean estas perdidas de empleo, divorcio o

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login