Chile: Sacerdote católico excomulgado funda su propia Iglesia

SANTIAGO (AFP) – Un sacerdote chileno excomulgado por el Papa Benedicto XVI desafió a la jerarquía eclesiástica católica y formó su propia Iglesia en un remoto poblado del sur de Chile, donde sigue celebrando misa, bautizando y casando a sus fieles.

Fray Domingo Faúndez, de 53 años, fue separado de la Iglesia Católica en julio pasado y a principios de mes se emitió desde Roma la orden de excomunión en su contra, en atención a "sus graves comportamientos como sacerdote".

Pero en abierto desafío a la influyente jerarquía de la Iglesia chilena, Fray Domingo sigue desarrollando sus labores sacerdotales en Piedra Azul, una pequeña y remota localidad costera cerca de la ciudad de Puerto Montt, a unos 1.000 km al sur de Santiago.

En este lugar, sobre una pequeña casa provisoria fundó su propia iglesia, la Iglesia Apostólica y Ecuménica Santa María al Pie de la Cruz, que cuenta con unos 150 fieles, según contó a la AFP en una entrevista telefónica.

Todos los domingos al mediodía Fray Domingo ofrece misa, entregando a sus feligreses el sacramento de la comunión. En este lugar también ha bautizado y casado a algunos fieles.

"Yo sigo celebrando la misa como sacerdote. No me siento fuera de la Iglesia, estoy muy en paz y con más deseos de amar a Dios", señaló.

"Si yo renunciara estaría traicionando a Cristo, a su evangelio y a su pueblo. Entonces ¿en qué quedamos, lo traiciono o no lo hago? ¡No lo hago!", agregó.

En su Iglesia dice acoger a todos los excluidos como él del catolicismo, en referencia a divorciados, homosexuales y madres solteras. En abierta rebeldía a las férreas doctrinas eclesiásticas, señala además que es partidario de los métodos anticonceptivos e incluso de la llamada píldora del día después.

"Mi Iglesia está abierta a todos. No hago exclusiones", afirmó.

Esa libertad de pensamiento es la que lo llevó a ser excomulgado de la Iglesia, según Fray Domingo.

"Me acusan de hablar en contra de la Iglesia. A mí me molesta que no hagan votos de pobreza. No hacen votos de pobreza y viven como ricos. ¡Qué culpa tengo yo de decir la verdad!", señala con vehemencia.

Un comunicado oficial de la Arquidiócesis de Puerto Montt hecho llegar a la AFP explica que tras reiterados llamados al orden se decidió "imponer la dimisión del estado clerical y de la Orden Siervos de María, a Fray Domingo".

"La decisión está fundada en el grave comportamiento de dicho sacerdote, con una pública desobediencia pertinaz a sus legítimos superiores y su rechazo a todas las invitaciones a enmienda que le han presentado con paciencia y caridad", agregó el texto.

En la nota se recuerda además que el sacerdote dimitido "pierde los derechos propios del estado clerical y queda excluido del ejercicio del sagrado ministerio. No puede celebrar misa, ni bautizar, ni confesar ni administrar la unción a los enfermos. Si llegara a efectuar matrimonios, éstos serán inválidos".

El caso de Fray Domingo es inédito en Chile, un país considerado conservador, donde casi el 80% de la población se declara católica y no existen precedentes de otros sacerdotes que hayan sido excomulgados y en abierto desafío hayan fundado su propia Iglesia.

You must be logged in to post a comment Login