Fujimori dice desconocer “actividades delictivas” de su ex asesor Montesinos

LIMA (AFP) – El ex presidente Alberto Fujimori dijo este viernes que su ex asesor, el encarcelado Vladimiro Montesinos, tuvo una ramificación muy extendida en Perú en su gobierno (1990-2000) pero que no conoció sus actividades delictivas, en la tercera audiencia, a ratos tensa, del juicio que enfrenta por violación de derechos humanos.

“El señor Montesinos tenía su ramificación muy extendida (pero) con desconocimiento total de sus actividades delictivas”, dijo al responder al interrogatorio al que fue sometido por el fiscal supremo adjunto Avelino Guillén, quien reemplaza al titular José Peláez, ausente por motivos personales.

Gran parte de las preguntas del fiscal Guillén estuvieron dirigidas a establecer el tipo de relación entre el ex jefe de Estado y el ex asesor Montesinos -actualmente en prisión con varias condenas en su contra siendo la mayor a 20 años de cárcel- quien acumuló un gran poder durante la década de gobierno fujimorista.

El interrogatorio tuvo momentos de tensión entre el fiscal y el acusado, debido a respuestas consideradas insuficientes por el fiscal quien le increpó que “no puede dar respuestas ambiguas” a preguntas precisas.

Por su parte, el defensor de Fujimori, César Nakazaki, intervino varias veces ante comentarios del fiscal y llegó a calificar de “impertinente” una interrogante referida a si Montesinos actuaba como si fuese un verdadero jefe de Estado.

El juez César San Martín, presidente del tribunal especial de la Corte Suprema, pidió al fiscal centrarse en puntos específicos sin hacer adjetivaciones y al letrado Nakazaki a evitar hacer interrupciones.

“Este ha sido un interrogatorio diferente, más preciso, minucioso y Fujimori fue puesto contra las cuerdas”, dijo a la AFP Carlos Rivera, abogado de los familiares de las víctimas de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta.

“Las preguntas obligaron a Fujimori a decir unas 40 veces ‘no recuerdo’ o ‘lo desconozco’… su reacción ha sido la de no colaborar”, añadió.

Rivera y otros abogados de los familiares habían criticado el desempeño del fiscal titular José Peláez por considerar que tuvo un desempeño “débil y desarticulado”.

El ex mandatario, de 69 años, es procesado desde el lunes por las matanzas de Barrios Altos y la Universidad de La Cantuta, ocurridas en Lima entre 1991 y 1992 con saldo de 25 asesinados, y por dos casos de secuestro de opositores durante su mandato.

Montesinos es señalado como el organizador del escuadrón de la muerte denominado Grupo Colina, autor de esas matanzas.

Fujimori, para quien el fiscal ha pedido 30 años de cárcel, dijo que se enteró de las actividades ilegales de su ex asesor en la etapa final de su gobierno, en 2000, al darse a conocer los videos que grabó el propio Montesinos en que aparece en evidentes actos de corrupción.

El ex mandatario rechazó que su asesor haya actuado en la práctica como jefe de Estado al ser interrogado por Guillén quien señaló que actuaba como “un estadista” porque convocaba a reuniones a ministros y personalidades importantes a pesar de ser tener una jerarquía menor vinculada a temas de inteligencia.

Fujimori aseveró que nunca autorizó las reuniones de sus ministros con Montesinos, de quien dijo fue designado por él como asesor del Servicio de Inteligencia Nacional.

En ese puesto su labor era luchar contra el terrorismo y el narcotráfico, labor que significó un aporte notable, añadió.

En su papel de asesor “reconstruyó la información de inteligencia que estaba desperdigada en varias entidades”, dijo precisando que “fue una persona muy importante para lograr la captura” de líderes subversivos.

El martes pasado en un caso separado, Fujimori fue condenado a seis años de prisión por un allanamiento ilegal en 2000, al final de su mandato.

You must be logged in to post a comment Login