Nicaragua da luz verde para procesar a ex presidente Alemán en Panamá

MANAGUA (AFP) – Nicaragua dio luz verde para procesar al ex presidente Arnoldo Alemán en Panamá por un supuesto blanqueo de capitales, en medio de la ofensiva emprendida por el gobierno de Daniel Ortega para controlar a sus opositores del Congreso.

La puerta fue abierta por la justicia al notificar el jueves al ex mandatario (1997-02) la existencia de un juicio en su contra en Panamá por el delito de blanqueo de 58,2 millones de dólares que se presume fueron sustraídos del erario nicaragüense.

El requerimiento se hizo efectivo año y medio después de que el Juzgado Tercero del Circuito Penal de Panamá resolviera admitir la acusación que la Fiscalía presentó contra Alemán y llamarlo a juicio a través de un exhorto judicial que las autoridades nicaragüenses se negaban a entregar por un conflicto de competencia e intereses políticos.

La notificación permitirá a la Fiscalía Anticorrupción de Panamá reimpulsar el proceso que promovió en 2006 contra el ex mandatario por depositar en bancos panameños fondos nicaragüenses a nombre de familiares y amigos que sirvieron supuestamente de testaferros.

El exhorto fue entregado horas después de que el Tribunal de Apelaciones de Managua ratificara una condena de 20 años de prisión que un juez le impuso hace cinco años a Alemán por lavado de dinero y cinco delitos de corrupción.

El Tribunal también revocó la libertad condicional que el gobierno de Ortega le concedió en marzo pasado a Alemán al amparo de una ley especial, confinándolo a permanecer recluido en su domicilio bajo custodia penal y dejando abierta la posibilidad de enviarlo a la cárcel cuando lo estime conveniente.

Alemán, líder del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha), había logrado hasta ahora rehuir la cárcel y el juicio en Panamá mediante pactos políticos que obligaban a su partido a respaldar iniciativas legales del Frente Sandinista (FSLN, izquierda), que controla la justicia.

Las acciones judiciales anunciadas en las últimas horas en su contra le impedirán dirigir en libertad el PLC, segunda fuerza del Congreso, que recientemente decidió formar parte del "bloque contra la dictadura" de Ortega que integran cuatro bancadas de oposición.

Lo que "está ocurriendo es lo de siempre, cada vez que Daniel Ortega se enoja con lo que hace Arnoldo Alemán, le aprieta las correas" manteniéndolo entre la "carcel" y su casa en arresto domiciliario hasta que ceda a sus pretensiones, afirmó el ex vicepresidente y escritor nicaragüense Sergio Ramírez.

En su opinión, es posible que Ortega también haya llegado al "convencimiento de que Alemán ya no le garantiza sus intereses" en el Congreso, porque no pudo impedir que la bancada del PLC cerrara filas contra varias iniciativas del gobierno.

La aparente pérdida de liderazgo de Aleman llevó el pasado 20 de noviembre a que las bancadas opositoras rechazaran por mayoría de votos institucionalizar los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) que promueve Ortega para fortalecer la "democracia directa" (popular), con los que, según los críticos, los sandinistas quieren debilitar el sistema representativo (legislativo).

Los CPC son "el proyecto insignia que significa la concentracion del poder" del nuevo gobierno, que Alemán evidentemente no pudo obligar a su partido a aprobar, estimó Ramírez.

Alemán tampoco pudo garantizar que su partido apoyara este año un proyecto de reforma constitucional propuesto por Ortega que buscaba sustituir el sistema presidencialista

You must be logged in to post a comment Login