Ex juez argentino admite vinculación con caso de maletín con 800.000 dólares

BUENOS AIRES (AFP) – Un ex juez argentino admitió que asesoró al empresario venezolano-estadounidense Guido Antonini Wilson, luego de que la Justicia local pidió a Estados Unidos su extradición para investigarlo por el intento de ingresar ilegalmente unos 800.000 dólares al país.

El ex magistrado Guillermo Ledesma reconoció que viajó a Miami a fines de agosto para asesorar a Antonini Wilson a pedido de un estudio jurídico venezolano, en una carta enviada a medios de prensa de Buenos Aires y divulgada este sábado.

"Le señalé que era conveniente que no eludiera la acción de la Justicia (argentina)", afirmó Ledesma, que integró el Tribunal que juzgó y condenó en 1985 a prisión perpetua a los jerarcas de la sangrienta dictadura argentina (1976-83).

Ledesma hizo pública su vinculación con el caso del maletín, luego de que la fiscalía de Estados Unidos divulgara que el destino del dinero era la campaña presidencial de la flamante mandataria argentina Cristina Kirchner, de acuerdo a los dichos de un supuesto agente del gobierno venezolano detenido días atrás.

El ex juez recomendó a Antonini Wilson presentarse en Argentina durante una reunión de la que participaron también otros dos venezolanos que están presos acusados de ser agentes encubiertos del Gobierno de Venezuela en Estados Unidos.

Pero la fiscalía estadounidense afirmó tener pruebas de que en esa reunión realizada en un restaurante de Miami, los dos venezolanos presionaron y amenazaron a Antonini Wilson para que no divulgara que el destino de los 800.000 dólares era la campaña de Kirchner.

"En honor a la verdad, debo decir que al menos en mi presencia, no se habló del destino que tenían los fondos que fueron secuestrados", dijo Ledesma.

Autoridades de la Aduana se incautaron de los 800.000 dólares que Antonini Wilson intentó ingresar a inicios de agosto, tras llegar al aeropuerto metropolitano de Buenos Aires en un avión fletado por el gobierno argentino junto a funcionarios argentinos y venezolanos.

El caso provocó un cimbronazo en los vínculos entre Argentina y Estados Unidos, y la presidenta Kirchner atribuyó las sospechas en su contra a una "operación basura de la política internacional", mientras el Gobierno estadounidense limitó el tema a un hecho judicial y destacó las sólidas relaciones entre ambos países.

El escándalo estalló con la detención el martes en Miami de tres venezolanos y un uruguayo, acusados de ser agentes encubiertos de Venezuela, y de accionar en el caso del maletín.

You must be logged in to post a comment Login