Fiscal para mujeres mexicana dimite por dictamen contra reportera

MEXICO (AFP) – La fiscal especial para la Atención de Delitos contra las Mujeres de México, Alicia Pérez, presentó su dimisión por sentirse "avergonzada" de un reciente dictamen de la Suprema Corte que exculpó a un gobernador estatal por la detención de una periodista, informó el sábado la prensa mexicana.

"Después de analizar la versión estenográfica de las dos últimas sesiones del mes pasado de nuestro Máximo Tribunal (…), me avergüenzo de su actuación", explicó Pérez en su carta de renuncia enviada al procurador General, Eduardo Medina, según publicó el diario Reforma.

En dichas sesiones, la Suprema Corte de JusticIa decidió por seis votos contra cuatro que el gobernador de Puebla (centro), Mario Marín, no había violado gravemente los derechos de la reportera Lydia Cacho al detenerla por la publicación de un libro en el que denunció una red de pederastía en la ciudad turística de Cancún y las conexiones de su líder con políticos y empresarios.

Los magistrados rechazaron la validez de la principal prueba contra Marín, una grabación clandestina de una conversación telefónica con el empresario Kamel Naciff, a quien Cacho relacionó con el principal responsable de la red de pederastÍa, en la que éste le agradece la detención de la periodista.

Cacho, que fue denunciada por Naciff por difamación, fue detenida en diciembre de 2005 en Cancún (este) por policías de Puebla y trasladada a ese estado en un viaje de unos 1.700 km en el que aseguró haber sufrido tortura psicológica e intimidaciones.

Aunque los miembros de la Suprema Corte aseguraron que su decisión no cierra todas las vías para enjuiciar a Marín, organizaciones de defensa de los derechos humanos y de los periodistas han criticado duramente la exculpación, ya que consideran que deja en la impunidad la actuación de Marín.

Ante el dictamen de la corte colegiada "hoy me siento impotente, no tengo respuesta, ni elementos para protegerlas", a las mujeres, afirmó Pérez, que asumió su cargo en febrero de 2006.

En su carta de dimisión también criticó la actuación de la Procuaduría General en otros casos como el de abusos y violaciones por parte de la policía que denunciaron varias mujeres detenidas durante la represión de una protesta en el poblado de San Salvador Atenco (centro) en mayo de 2006.

You must be logged in to post a comment Login