Bolivia amanece dividida en medio de una relativa calma política

Por José Luis Castillejos
Notimex

Tarija.- Sin militares o policías patrullando las calles, Bolivia amaneció este domingo dividida después de que los departamentos de Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija se declararon autónomos la víspera, y el gobierno celebrara la nueva Constitución.

Un relativo clima de paz se vive este domingo en el país, luego de que en cada una de las regiones disidentes se vivió un clima de fiesta por las "autonomías de facto" que les permitiría administrarse sin la injerencia del gobierno de Evo Morales.

Miles de personas festejaron hasta la madrugada en Santa Cruz y La Paz, las principales sedes de la derecha y la izquierda radicales, quienes con música, emotivos discurso y estallido de cohetes celebraron el advenimiento de una nueva época en el país.

El gobernante Evo Morales afirmó en un emotivo discurso que ahora sólo le queda ir a la última batalla que es el referéndum para que se le ratifique o destituya del cargo, disyuntiva a la que también deberán someterse los prefectos (gobernadores) de los nueve departamentos.

Pero el clima político sigue polarizado tras la proclamación de la nueva Constitución Política de Bolivia, conformada por 411 artículos y 12 disposiciones transitorias, que fue aprobada hace una semana por la Asamblea Constituyente.

Por el lado contrario, la declaratoria de autonomías en las capitales de cuatro departamentos parece ser una válvula de escape a la intensa presión que ejercen contra el gobierno de Evo Morales.

El prefecto del departamento de Santa Cruz, Rubén Costas, recibió la víspera el estatuto que lo declara "gobernador", y que fue elaborado por la Asamblea Provisional Autonómica.

Salvo la explosión de un artefacto en la sede de la Corte de Justicia de la ciudad de Santa Cruz, en el oriente del país, y un enfrentamiento en la región de Santa Rosa, de ese mismo departamento, el resto del país está en calma.

Para la prensa, el Gobierno y la región de la "media luna" firmaron documentos de un país dividido, pero en marzo, cuando los bolivianos vayan a las urnas para revocar los mandatos de los gobiernos regionales y del presidente, el panorama podría cambiar.

Pero el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, descartó la posibilidad de ir al referéndum, al considerar que la Constitución Política del Estado es "nula de pleno derecho", ya que fue aprobada tras la muerte de tres personas y con presiones a la oposición.

Sin embargo, tanto el nuevo texto Constitucional como los estatutos autonómicos tendrán que ser sometidos a un referéndum a fin de que puedan cobrar vigencia. El diario La Razón de La Paz consideró que la intransigencia y el radicalismo a nada bueno conducen y, por el contrario, ocasionan situaciones difíciles de controlar.

"Esto está ocurriendo en Bolivia, cuando el Gobierno quiere imponer, recurriendo a la presión social, el nuevo texto constitucional y, por su parte, los prefectos y comités cívicos de Pando, Beni, Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y Cochabamba rechazan la Constitución", añadió.

"Si no se da curso a la sensatez y la serenidad, esto puede conducir al enfrentamiento entre las dos corrientes que están abonando el terreno para hechos de violencia con funestas consecuencias", alertó.

La situación por la que está atravesando Bolivia es la más delicada desde la asunción al mando de la Nación del presidente Evo Morales Aima en enero del 2005.

You must be logged in to post a comment Login