Cuatro regiones de Bolivia declaran autonomía en desafío a gobierno central

SANTA CRUZ, Bolivia (AFP) – Las cuatro regiones más ricas de Bolivia pusieron en marcha este sábado, con concentraciones callejeras, un proceso de autonomía, rechazado por el gobierno, que –dijo– no tolerará una secesión y encabezó actos en la capital en apoyo a su proyecto de Constitución.

Las autonomías que fueron simbólicamente proclamadas este sábado en medio de verdaderas fiestas populares en las regiones cálidas de llanura, apuntan a que las regiones tomen el control de impuestos, policía, justicia, migración, cuidadanía e hidrocarburos, entre otros.

"Autonomía no es para la división de Bolivia, no es separación, no es descuartizamiento, ni de la Policía ni de las Fuerzas Armadas ni de la educación", replicó en un acto público desde La Paz, en el frío de la alta montaña el presidente izquierdista Evo Morales.

Morales, el primer indígena que gobierna Bolivia en 182 años, acotó que con "el pretexto de autonomía se quiere dividir el país, pero no vamos a permitir ninguna división de Bolivia", arrancando la ovación de miles de indígenas que siguieron su discurso.

Una inusual fiesta popular se desató en torno al Palacio de Gobierno, con centenares de indígenas que bailaban al ritmo de música autóctona, luego de que Morales recibió de la Asamblea Constituyente el nuevo texto de la Carta Magna.

Morales, el vicepresidente Alvaro García, ministros de Estado, miembros del Alto Mando Militar y asambleístas bailaban en el ‘hall’ del palacio presidencial, tomados de las manos y en rondas, intercalados entre hombres y mujeres aymaras y quechuas.

Pero a la misma hora en la oriental y subtropical Santa Cruz, una multitud inundó las calles para festejar el lanzamiento, en abierto desafío al gobierno central, de los estatutos autonómicos.

El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, dio a conocer formalmente el estatuto de su región ante una multitud que estalló en júbilo, enarbolando miles de banderas verdes con franjas blancas, colores regionales de la demanda.

Costas aseguró que la declaratoria de autonomía no romperá la unidad de Bolivia, y advirtió al gobierno que evite el "invadirlos o militarizarlos, porque los cruceños no tienen miedo".

Junto con la región agroindustrial Santa Cruz, proclamaron simbólicamenbte sus autonomías la gasífera Tarija (sur), la ganadera Beni (noreste) y la forestal Pando (norte), que concentran dos tercios de la riqueza nacional.

La tensión llevó a Morales a colocar a las fuerzas armadas en estado de alerta.

En tanto, campesinos oficialistas y opositores al gobierno central se enfrentaron en una comarca de Santa Cruz, según medios locales. Ambos grupos intentaron tomar la plaza central de la población de Santa Rosa del Sarah y se agredieron a golpes de puño y con palos.

Por otra parte, al menos 400 campesinos afines a Morales cortaron en la localidad de Yapacaní la ruta que une Santa Cruz (este) con Cochabamba (centro) y La Paz en defensa a la nueva Carta Magna.

Representantes diplomáticos de la Unión Europea se habían reunido más temprano con Morales, a quien le hicieron conocer la preocupación de sus países por el creciente clima de confrontación política y regional en Bolivia, según informó el vocero presidencial Alex Contreras.

Los constitucionalistas bolivianos coinciden en que los estatutos autonómicos no tienen respaldo legal ni constitucional, pero que son una muestra de la voluntad de esas regiones de avanzar en pos de la au

You must be logged in to post a comment Login