Cuba pasó en 2007 pendiente del futuro político de Fidel Castro

Por Francisco Ramírez
Notimex

La Habana.- Cuba vivió en 2007 pendiente del futuro político de Fidel Castro hasta que en las postrimerías del año fue nominado candidato a las elecciones del Parlamento en enero de 2008, despejando así el camino para una eventual reelección presidencial.

Al figurar como aspirante a ocupar uno de los 614 asientos de la Asamblea Nacional (para igual número de candidatos), el convaleciente líder queda en posibilidad de que el nuevo Consejo de Estado que surja de ese órgano lo seleccione como presidente otros cinco años.

El canciller Felipe Pérez Roque indicó que la inclusión del mandatario de 81 años en el listado de aspirantes "es una expresión de que avanza el proceso de su recuperación", pero analistas opinaron que ello no implica necesariamente la renovación de su mandato.

El vicepresidente Carlos Lage aseguró que Castro trabaja como presidente del Consejo de Estado y está volcado en la "importantísima tarea" de "hacer conciencia", y el líder del Congreso Ricardo Alarcón estimó que si es elegido diputado "sería el mejor candidato para presidir el país".

Fidel Castro abandonó el 31 de julio de 2006 el ejercicio directo de sus cargos, que ostenta en forma temporal su hermano Raúl, y desde entonces sólo ha sido visto en fotos y vídeos de la televisión tras una sucesión de cirugías gastrointestinales.

Antes de la nominación, analistas especularon que con las elecciones habría una transferencia definitiva y que en el futuro Castro, con medio siglo empuñando el timón, se desempeñaría como orientador y referente histórico a partir de sus frecuentes editoriales en la prensa.

La fragmentada oposición, declarada ilegal por el gobierno, acogió la postulación como un mensaje de "inmovilidad" del sistema que obstaculiza eventuales reformas como las de la década del 90 que permitieron al país comenzar a remontar la crisis tras la caída de la Unión Soviética.

Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), opinó que ese hecho "refleja la decisión de seguir reproduciendo un modelo totalitario de gobierno en Cuba", pues Castro es "el principal freno para (aplicar) reformas modernizadoras".

A juicio de Eloy Gutiérrez Menoyo, del grupo moderado Cambio Cubano, mientras el mandatario ejerza su influencia política "no habrá posibilidad de cambios", entre ellos conceder un espacio legal a una oposición independiente.

Otro de los acontecimientos que marcaron el año que termina fue la negativa de Estados Unidos a considerar ofertas públicas de La Habana para negociar en pie de igualdad el prolongado conflicto bilateral, desacreditando además la sucesión entre los dos hermanos.

Dos de esos llamados fueron hechos por Raúl, un general de 76 años que gobierna con un estilo discreto, metódico y pragmático, y convocó el 26 de julio último a debates abiertos sobre la situación económica y social del país proponiendo hacer los cambios estructurales necesarios.

Mientras los participantes en esas reuniones confirmaron las penurias de los bajos salarios, alimentación, vivienda y transporte, académicos estiman que se debe ir al fondo de la cuestión, es decir la propiedad social, papel del mercado en el socialismo y participación ciudadana en las decisiones.

En otro hecho relevante, por decimosexta ocasión consecut

You must be logged in to post a comment Login