Perú: Fujimori mantiene versión de que nunca supo de grupo paramilitar

LIMA (AFP) – El ex presidente peruano Alberto Fujimori mantuvo este lunes su postura de que desconocía la existencia de un escuadrón paramilitar conocido como ‘Grupo Colina’ que perpetró matanzas durante su gobierno, en la cuarta jornada del juicio que se le sigue por violación de derechos humanos.

El ex gobernante refirió que las propias Fuerzas Armadas realizaron una investigación en torno a denuncias periodísticas que señalaban que había un grupo especial de oficiales del Ejército que aniquilaba a sospechosos de ser miembros de grupos armados durante la década de su gobierno (1990-2000).

Según dijo su ex brazo derecho, Vladimiro Montesinos, y el ministro de Defensa de la época, general Víctor Malca le informaron que no había evidencias de la existencia del Grupo Colina.

La cuarta audiencia se caracterizó por preguntas del fiscal Avelino Guillén, quien trató de demostrar que había vinculaciones entre Fujimori y el grupo Colina.

En todo momento la actitud del acusado fue negar que hubiera mantenido contacto con el grupo de aniquilamiento.

"Si existió ese grupo en esos años (1991-1992) su accionar no correspondía a la política diseñada para combatir al terrorismo", precisó en reiteradas veces.

El abogado Ronald Gamarra, uno de los abogados de los familiares de las víctimas de ambas matanzas, dijo que Fujimori está cumpliendo un libreto en el que hace gala de frases preconcebidas como "no recuerdo", "lo desconocía".

"No vamos a lograr la verdad a través del interrogatorio, él tiene derecho a guardar silencio, incluso a mentir como lo hace; la parte importante será cuando comiencen a declarar los testigos y cuando se presente la prueba documental sobre su responsabilidad", puntualizó.

La congresista Keiko Fujimori, hija del ex jefe de Estado, dijo que el fiscal se mostró "desesperado" y que incluso "perdía los papeles". "Las cosas están estancadas y no veo ninguna prueba contra mi padre", añadió.

Fujimori dijo que en los primeros años de su gobierno vivió algunos meses con su familia en las oficinas del Servicio de Inteligencia -que era manejado por Montesinos- pero dijo que no recordaba si estaba en ese lugar el 3 de noviembre de 1991 cuando se cometió la masacre de Barrios Altos.

La prensa ha señalado reiteradamente que en ese mismo lugar vivían y tenían su centro de operaciones los integrantes del Grupo Colina.

"¿Sabía usted que convivía con esas personas?", preguntó el fiscal a lo que Fujimori respondió: "No tenía absolutamente idea de que a mi costado estuvieran criminales".

Fujimori dijo que tras enterarse de la matanza de Barrios Altos no ordenó una investigación sobre el caso porque para eso estaban las entidades encargadas como el Ministerio Público, el Congreso y la Policía Nacional.

Fujimori, de 69 años, es juzgado por las matanzas en el vecindario limeño de Barrios Altos y de la Universidad de La Cantuta, cometidas en 1991 y 1992 con un saldo de 25 asesinados -entre ellos un niño- y por dos casos de secuestro de opositores durante su régimen. El fiscal ha pedido para él 30 años de cárcel.

Montesinos está encarcelado con varias sentencias en su contra, la mayor a 20 años de cárcel por tráfico de armas a favor de la guerrilla colombiana de las FARC, y es considerado como el organizador del Grupo Colina.

Por su parte, Malca es un prófugo de la justicia por estar acusado de enriquecimiento ilícito y otros delito

You must be logged in to post a comment Login