Policía de Montgomery rechaza programa de capacitación sobre inmigración

El jefe del Departamento de Policía del Condado de Montgomery, Thomas Manger, reiteró su oposición a que los oficiales a su cargo participen en un programa federal de capacitación que prácticamente los convertiría en agentes de inmigración.

"La mayoría de los departamentos de policía en todo Estados Unidos no está interesado en poner en práctica ese entrenamiento”, dijo Manger durante la presentación del nuevo director de comunicaciones de esa entidad, el teniente Paul R. Starks.

Agregó que la aplicación de las leyes de inmigración “ha ido siempre una responsabilidad federal y pienso que debe de continuar lo mismo”.

“No creo que darle poder a la policía local para que cumpla las leyes de inmigración sea bueno para el condado ni para el público. Si necesitamos más leyes de inmigracion que sea el gobierno federal que las ponga en práctica.", enfatizó.

Manger dijo que hay un buen número de departamentos de policía que buscan el programa de entrenamiento federal (287 Teach Training), pero que la Policía del Condado de Montgomery “no esta interesada en seguir esa tendencia".

Señaló que es lógico el temor que sienten los inmigrantes hacia las autoridades, en particular los recién llegados porque no están familiarizados con los cuerpos policiales estadounidenses o porque carecen de documentos para residir y trabajar en este país.

"Yo les aconsejo que tengan confianza y que hablen con la policía. Si alguien es víctima de un crimen tiene que reportarlo, porque nosotros no preguntaremos por el estatus migratorio de las personas que hacen una denuncia”, dijo el jefe policial.

“Lo único que vamos a hacer es investigar el crimen y darle asistencia a la persona que lo necesita", apuntó Manger, quien ocupa el cargo desde cuatro años, el mismo que ocupaba en el condado de Fairfax, Virginia.

Agregó que en lugar de usar fondos para entrenamiento en labores de inmigración, que mejor se inviertan en contratar a más policías para que visiten un mayor número de vecindarios.

El grupo antiinmigrante Minutemen ha tratado de reunirse con Manger para convencerlo que la policía local reciba una capacitación en labores de inmigración.

En su lugar ese Departamento esta buscando un acercamiento con la comunidad hispana del condado, que supera los 100.000.

Según el teniente Starks, a partir de febrero de 2008 la Policía de Montgomery ha contratado a una persona que enseñe español a los oficiales.

"Queremos llegar a todas las comunidades y en especial queremos alertarlos sobre los crímenes que están ocurriendo en la comunidad y las formas como ellos tienen que protegerse", enfatizó.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login