Condenan a 25 años de prisión a jerarca militar de dictadura argentina

BUENOS AIRES (AFP) – El ex jefe del Ejército argentino Cristino Nicolaides fue condenado el martes a 25 años de prisión por secuestros y desapariciones de opositores en la dictadura (1976-1983), constituyéndose en el primer jerarca militar condenado tras la anulación de las leyes de amnistía.

Nicolaides fue condenado en la causa en la que se investigó el secuestro y torturas cometidas contra seis miembros de la guerrilla armada peronista Montoneros, de los cuales uno logró sobrevivir.

El tribunal condenó también a otros ex integrantes del temible Batallón 601 de Inteligencia del Ejército y a un policía, a entre 25 y 20 años de prisión.

Todos fueron encontrados culpales de asociación ilícita, privación ilegal de la libertad, apremios ilegales y reducción a la servidumbre, entre otros delitos.

Con la excepción de Nicolaides, que adujo problemas de salud, todos los inculpados estuvieron presentes en el tribunal, y dos de ellos hicieron uso de la palabra para defender el plan de represión masivo puesto en marcha tras el golpe de Estado de marzo de 1976.

El grupo de montoneros ingresó al país desde el exterior en 1980 en lo que se llamó la "contraofensiva" contra el régimen castrense.

Las víctimas son Julio César Genoud, Verónica María Cabilla, Angel Carbajal, Lía Mariana Ercilia Guangiroli y Ricardo Marcos Zucker. La sexta militante, Silvia Tolchinsky, sobrevivió y actualmente reside en España.

La audiencia tuvo lugar en el histórico recinto donde se llevó a cabo el Juicio contra los Comandantes del régimen militar en diciembre de 1985.

La lectura del fallo terminó con un cerrado aplauso de los asistentes y algunos insultos de familiares de las víctimas a los represores.

"Estoy conforme con la sentencia, se ha hecho justicia. El Batallón 601 fue una máquina de matar y ahora estos acusados tendrán que comparecer ante otros tribunales", dijo el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde.

Tras escuchar el veredicto en las primeras filas de la sala de audiencias, Duhalde reclamó que los represores "vayan a cárceles comunes", tal como piden los organismos de derechos humanos.

En el juicio se revelaron detalles, por ejemplo, del fusilamiento de Ricardo Zucker, hijo del actor Marcos Zucker, en el campo de fútbol de Campo de Mayo, por orden de Nicolaides.

Nicolaides comandó el Tercer Cuerpo del Ejército y los Institutos Militares con sede en Campo de Mayo, la mayor guarnición del arma situada en la capital argentina, donde funcionó uno de los mayores centros de detención ilegal, junto a la Escuela de Mecánica de la Armada.

Estas condenas representan un escalón para el enjuiciamiento de unos 250 represores que tienen prisión preventiva, pero que en su mayoría gozan del privilegio de la detención domiciliaria por ser mayores de 70 años.

Desde la anulación de las llamadas leyes de amnistía de Punto Final y Obediencia Debida, sólo hubo tres condenados: los ex policías Julio Simón y Miguel Etchecolatz, y el capellán castrense Cristian von Wernich.

La última dictadura dejó 30.000 desaparecidos, según organismos de derechos humanos.

You must be logged in to post a comment Login