Cónsul mexicano promueve agenda proinmigrante en Nueva York

Nueva York.- El nuevo cónsul de México en Nueva York, Rubén Beltrán, llega a esta plaza con una agenda "pro hispana, pro inmigrante y pro derechos humanos" con el propósito de mejorar la situación en la que viven sus compatriotas.

"Vengo con un gran entusiasmo a este consulado", dijo Beltrán en rueda de prensa, celebrada el primer día de su llegada a la sede diplomática tras ser nombrado por el presidente Felipe Calderón.

Beltrán es un diplomático de carrera que ingresó en el servicio exterior en 1981 y en el que ha recorrido todo el escalafón hasta que fue nombrado embajador en abril de 2005.

Sus anteriores destinos fueron Phoenix, Arizona, y Los Angeles, California, una experiencia que considera clave para su nuevo cargo.

El funcionario señaló que tiene previsto implantar aquí algunas iniciativas y programas que ya puso en marcha con éxito en estas plazas.

Beltrán -quien en su primer día de trabajo cumplió reuniones diversas con su nuevo equipo de trabajo, con líderes comunitarios y con la prensa- explicó los puntos principales de su agenda.

En primer lugar, señaló que lo más importante es proveer la documentación necesaria a los inmigrantes, que consideró el primer acto de protección que deben brindar una sede consular.

En este punto, se comprometió a "descongestionar" el proceso de citas y la tardanza de la gestión de los trámites burocráticos, como la expedición de matrículas consulares o pasaportes.

En Nueva York, cientos de mexicanos hacen largas filas desde primeras horas de la mañana para conseguir turno y el tiempo medio de espera para obtener una cita es de tres meses.

Beltrán indicó que tiene pensado -ya ha solicitado al gobierno federal los recursos necesarios para ello, que confía en obtener en un par de meses- instalar un mecanismo que tuvo éxito en Los Angeles: el consulado sobre ruedas.

Se trata de que varios oficiales consulares se desplacen a condados y ciudades del área que cubre este consulado -Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut- para instalar durante varios días una oficina provisional en la que sean atendidos los inmigrantes que allí residen.

De esta forma no tienen que ir hasta la sede en Manhattan, con lo que disminuyen las filas.

En segundo lugar, destacó la necesidad de "tejer una amplia red de relaciones y alianzas" en una ciudad tan diversa como la neoyorquina con otros actores, como el resto de consulados latinoamericanos, organizaciones no gubernamentales, sindicatos o iglesias.

Es decir, con grupos y personas que tengan "agendas similares a la del consulado de México", que definió como "pro hispana, pro inmigrante y pro derechos humanos". "Todos estos grupos son nuestros amigos y nuestros socios", señaló Beltrán.

En tercer lugar, apostó por mantener un diálogo permanente con las asociaciones comunitarias y sus líderes para estar más cerca de los inmigrantes.

Indicó que aunque puede haber alguna división y enfrentamiento entre las distintas asociaciones de inmigrantes mexicanos, como pasa de hecho en Nueva York, "en lo general está unida en los temas esenciales".

"Yo no quiero estar mucho tiempo en mi despacho, sólo lo mínimo imprescindible para firmar lo que otros no pueden firmar por mí. Yo quiero ser un cónsul que esté en la carretera, con la gente", dijo Beltrán.

Asimismo, indicó que su objetivo último es hacer de su cons

You must be logged in to post a comment Login