Los dioses deportivos van perdiendo brillo

PARIS (AFP) – Siguiendo la tendencia de años anteriores, 2007 no fue bueno para los grandes del deporte, ya que figuras como Fernando Alonso, Valentino Rossi o Asafa Powell no estuvieron a la altura, igual que equipos de fútbol como FC Barcelona, Chelsea o Bayern Múnich, otrora dominadores.

El brillo de los dioses deportivos también se vio deteriorado por el dopaje, con la caída a los infiernos de la atleta Marion Jones, que fue desposeída de sus tres oros y dos bronces de los Juegos de Sydney-2000 o el presunto caso por cocaína de la suiza Martina Hingis, que se vio obligada a dejar el tenis.

Sin olvidar el ciclismo, en el que el alemán Jan Ulrich anunció su retirada, tras ver su nombre implicado en la Operación Puerto, una red de dopaje sanguíneo, que se unió el escándalo en el Tour de Francia, con la retirada del danés Michael Rasmussen, sin siquiera haber dado positivo, sólo por sospechas.

En esa tendencia de sufrimiento de los dioses puede incluirse también al tenista suizo Roger Federer.

Pese a que ganó Wimbledon, US Open y Abierto de Australia, no estuvo tan fino como en años anteriores, mientras que Nueva Zelanda, gran favorito del Mundial de rugby, fue eliminado de forma sorpresiva en cuartos de final.

Todas estas circunstancias marcan una tendencia que se ha agudizado en los últimos años, por la cual las distancias se reducen y ya no hay enemigos pequeños ni grandes dominadores.

El español Fernando Alonso, que rompió su contrato con McLaren-Mercedes apenas un año después de su incorporación, para pasarse a Renault, vivió esta temporada la primera decepción de su brillante carrera, en la que figuran ya dos títulos de campeón del mundo (2005, 2006).

La temporada de Fórmula 1 de 2007 quedará en el recuerdo por el triunfo del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) tras el Gran Premio de Brasil, superando en la general a los McLaren-Mercedes de Lewis Hamilton y Alonso, cuando el escandinavo era tercero en la general antes de la carrera.

Raikkonen sacó provecho de la desavenencias entre Alonso y Hamilton, que lucharon entre ellos a lo largo del campeonato sin espíritu de equipo.

Por su parte, el italiano Valentino Rossi (Yamaha) acumuló su segunda temporada sin título mundial en MotoGP, ya que el campeonato fue para el australiano Casey Stoner (Ducati), mientras que el segundo puesto se lo llevó el español Dani Pedrosa (Honda).

Rossi lleva dos temporadas de sequía después de haber sumado siete títulos mundiales en MotoGP, 500cc, 250cc y 125cc.

El jamaicano Asafa Powell, por su parte, era el gran favorito en la prueba reina del Mundial de atletismo, que se disputó en agosto en Osaka, con su récord del mundo de 9.77 y su dominio en la temporada en 100 metros, pero el oro fue para el estadounidense Tyson Gay, que también ganaría la prueba de 200.

A Powell no le consoló que una semana después de terminado el Mundial, mejoró su propio récord mundial en tres centésimas cuando hizo 9.74, el 9 de septiembre en reunión italiana de Rieti.

Por su parte, el suizo Roger Federer comenzó a mostrar signos de debilidad en 2007, un año en el que "solamente" ganó ocho torneos, un registro peor que en 2006 (12) y 2005 (11), en una temporada en que cosechó nueve derrotas, también en su peor balance desde hace tres campañas.

En fútbol, también hubo un vuelco, ya que los grandes dominadores del fútbol europeo de anteriores temporada, entraron en crisis.

El FC Barcelona, que había ganado dos Ligas españolas consecutivas y defendía s

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login