Nuestros malos son buenos

En estos días en que el gobierno y la prensa oficialista de EU se dan por despotricar contra lo que consideran violaciones de derechos civiles en ciertos otros países con gobiernos inconvenientes, cuando el Washington Post se da el lujo de apoyar la violencia racista en Santa Cruz, calificándola de "democrática", cuando los medios masivos tranquilamente hablan de "dictadores" en Venezuela, Bolivia, y hasta Ecuador, con sus aliados "populistas", sobresalen algunos informes procedentes de países con gobiernos aliados al de EU.

Por ejemplo, hoy, 18 de diciembre, Notimex (agencia no estadounidense) relata el caso de las reformas electorales en El Salvador.  Los partidos en el poder, asustados por una anticipada victoria electoral opositora, este mes sostuvieron una sesión legislativa de noche para aprobar cambios al proceso electoral bajo el cual ellos mismos fueron electos, con miras a evitar que la opinión popular le dé el triunfo a la oposición.  El gobierno de ARENA contó con el apoyo de los partidos de Conciliación Nacional (PCN) y Cristiano Demócrata (PCC), además del visto bueno del tribunal electoral.  Oposición critica reformas electorales aprobadas en El Salvador

No es difícil imaginarse la reacción aquí si el gobierno de Venezuela o Bolivia o Ecuador hiciera lo mismo: habría vestiduras rasgadas, luto, furia, denuncias indignadas por las aparentes intenciones de perpetuarse en el poder, editoriales y titulares denunciando el hecho. 

¿Alguien quiere apostar si la noticia trascendió en los medios masivos de EU? Sucedió hace 12 días, y, hasta ahora, nada.  Pero el hecho es que ARENA, cuya encarnación moderna surgió bajo presión de EU (los dinosaurios fundadores del partido se oponían al makeover personificado por Alfredo Cristiani), es aliado clave de EU en Centroamérica desde la década de los 80, y nada será publicado en los medios de EU que pueda favorecer un triunfo del FMLN porque el gobierno lleva años interviniendo abiertamente en El Salvador para evitar que el Frente llegue al poder. 

Lleve cuenta el lector de cuántos tales pecadillos encuentra reportados en los medios de EU, si se trata de gobiernos aprobados. Búsquelos con lupa. Por parte nuestra, esperamos, aguantando el aliento, la denuncia de Condoleezza Rice respecto a las reformas nocturnas de ARENA.

Puede uno ver tales disparidades en el periodismo de EU con ironía distanciada, como simples contradicciones curiosas de países subdesarrollados y del sistema en éste país.  Pero lo cierto es que los destinos de Latinoamérica son afectados materialmente como consecuencia. El ciudadano de EU que vote en sus elecciones de 2008 irá a las urnas considerándose el ciudadano mejor informado del mundo, en el país mas defensor de los derechos civiles del mundo.

Y eso, no es para chistes.

You must be logged in to post a comment Login