2007 fue el año más mortífero para prensa en una década

Nueva York.- El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) afirmó este martes que en 2007 murieron en el mundo 64 comunicadores al realizar su trabajo, lo que convirtió a este año en el más mortífero para el gremio periodístico en más de una década.

La cifra representa un aumento de ocho casos con respecto a 2006, aunque el organismo investiga las muertes de otros 22 reporteros para determinar si están relacionadas con su labor periodística.

En su informe anual, el CPJ recordó que sólo ha registrado un año con mayor número de víctimas mortales: 1994, cuando fallecieron 66 periodistas, la mayoría en los conflictos de Argelia, Bosnia y Ruanda.

Por quinto año consecutivo, Irak fue el país más peligroso para los periodistas, al registrarse 31 víctimas, de las que 24 fueron asesinatos y el resto producto de fuego cruzado en combates.

Todos, excepto uno de los 31 periodistas muertos, eran ciudadanos iraquíes y casi todos trabajaban para los medios locales, aunque nueve trabajaban para medio internacionales como The New York Times, ABC News, Reuters, y AP.

El número de muertos en Irak es consistente con el de 2006, cuando 32 periodistas cayeron en represalia por su trabajo.

"Trabajar como periodista en Irak sigue siendo una de los tareas más peligrosas del planeta", indicó el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon.

"Los periodistas son perseguidos y asesinados con una regularidad alarmante. Son secuestrados a punta de pistola y encontrados muertos más tarde o ejecutados en el mismo lugar. Entregan sus vidas para que todos nosotros podamos saber lo que está pasando en Irak", indicó.

Además de los reporteros, han muerto una docena de trabajadores de distintos medios que hacían labores de escolta o conductores. Desde el comienzo de la invasión en marzo de 2003, 124 periodistas y 49 empleados de distintos medios han resultado muertos en el país árabe.

Con este saldo, este conflicto se ha convertido ya en el más letal para la prensa en la historia reciente.

Somalia fue el segundo país más mortífero para los medios de comunicación en el 2007, con siete periodistas caídos por realizar su trabajo. "La violencia aterradora en Irak eclipsó un ambiente de creciente deterioro para los medios en Somalia", explicó Simon.

"Los periodistas en Somalia enfrentan, a diario, riesgos cada vez más graves", añadió.

Las muertes de periodistas aumentaron en todo Africa, de dos en el 2006 a 10 este año, pues en 2007 dos periodistas murieron en Eritrea y uno en Zimbabwe.

Por otro lado, el CPJ reportó en su informe lo que consideró "cambios positivos", como que en Colombia ningún periodista cayó en cumplimiento de su labor por primera vez en más de 15 años. Y por primera vez desde 1999, no hubo muertes de periodistas en Filipinas.

El pasado noviembre, el CPJ anunció la puesta en marcha de "la campaña global contra la impunidad", concentrada en principio Filipinas y en Rusia, dos de los países más mortíferos para la prensa en los últimos 15 años.

En otras regiones del mundo, la tasa de represalías contra los periodistas sigue siendo elevada. Por ejemplo, en Pakistán y en Sri Lanka cinco periodistas cayeron en venganza por su trabajo.

Millones de personas en todo el mundo fueron testigo del asesinato deliberado del fotógrafo japonés Kenji Nagai por tropas de Myanmar durante represión contra manifestantes antigubernamentales.

Nepal, los territorios ocupados de Gaza y Cisjo

You must be logged in to post a comment Login