ONU pide moratoria a la pena de muerte

Naciones Unidas.- La Asamblea General de la ONU aprobó este martes una resolución en la que pide a los países miembros declarar una moratoria en la aplicación de la pena de muerte, un importante paso en el camino para su abolición en todo el mundo.

La resolución fue aprobada por 104 votos a favor, 54 en contra y 29 abstenciones. A diferencia de las emanadas del Consejo de Seguridad, las resoluciones de la Asamblea no tienen un carácter vinculante, pero expresan mejor el sentimiento de la comunidad internacional.

Los activistas abolicionistas, entre los que figuran Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch o la organización "Hands off Cain", que siguieron de cerca el proceso, se dieron por satisfechos, pues la aprobación supone una victoria moral en su lucha.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, se congratuló por esta decisión y la calificó como "un valiente paso" dado por la comunidad internacional.

"Esto es una evidencia más de la tendencia hacia la abolición de la pena de muerte", señaló en un comunicado.

El texto aprobado expresa preocupación por la continua aplicación de la pena de muerte e insta a los países que mantienen este castigo en sus leyes a que "establezcan una moratoria de las ejecuciones con vista a abolir la pena capital".

"No hay ninguna evidencia definitiva del valor disuasorio de la pena de muerte y además, cualquier error en su implementación es irreversible e irreparable", señala la resolución patrocinada por la Unión Europea (UE) y otros 60 países.

Los que votaron a favor señalaron que esta práctica "mina la dignidad humana" y que una moratoria "contribuye al fortalecimiento de los derechos humanos".

La adopción de este pedido supone un triunfo para los opositores de la pena de muerte, que desde 1993 habían intentado sin éxito que la Asamblea General de la ONU aprobara una medida similar.

El cambio de estrategia de este año, y que ha dado resultado, ha sido pedir una moratoria, es decir una suspensión en la aplicación del castigo máximo, en vez de exigir directamente su abolición.

Entre los que se opusieron a esta resolución figuran los 13 países del bloque caribeño, Singapur, Botswana, Egipto y Estados Unidos, que acusan a los europeos de entrometerse en los asuntos internos de naciones soberanas y de querer imponer sus valores.

Un total de 133 Estados miembros de la ONU han abolido la pena de muerte en su legislación o en la práctica. Sólo 25 países llevaron a cabo ejecuciones en 2006, 91 por ciento de ellas ocurrieron en China, Irán, Irak, Pakistán, Sudán y Estados Unidos, según AI.

El número de ejecuciones cayó en más de 25 por ciento en 2006, de acuerdo a la organización de derechos humanos, cuando se aplicaron al menos mil 591 penas de muerte en 25 países frente a las dos mil 148 ejecuciones llevadas a cabo en 2005.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login