Casa Blanca rechaza “pernicioso” reporte sobre videos de torturas

La Casa Blanca calificó el miércoles como "pernicioso" un reporte periodístico que reveló que funcionarios hablaron con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sobre la destrucción de videos sobre torturas a sospechosos de terrorismo.

La inferencia en el reporte de este miércoles del diario The New York Times de que hay un esfuerzo del gobierno para engañar al respecto "es perniciosa y preocupante", indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Señaló que el subtitulo del artículo dice "inexactamente" que la función de la Casa Blanca "era más amplia de lo que se afirmó" y que la participación de funcionarios antes de la destrucción de los videos "era más extensa" de lo que había admitido el gobierno.

"Estamos pidiendo formalmente al New York Times que corrija el subtitulo del artículo", indicó la Casa Blanca, que señaló que el reporte se basó en fuentes anónimas y "personas que carecen de una total disponibilidad de los hechos".

Agregó que el propio diario reconoció que algunas de las fuentes tienen versiones encontradas sobre los hechos.

La Casa Blanca indicó que enfocará sus esfuerzos en el apoyo a una investigación preliminar que se lleva a cabo, "donde los hechos se pueden recolectar sin prejuicios ni influencias y se diseminen después de una manera apropiada".

"Continuaremos declinando comentar sobre el asunto, y en respuesta a reportes engañosos de prensa", señaló la Casa Blanca, que indicó que la excepción fueron los comentarios del presidente George W. Bush.

Enfatizó que no ha descrito, ni para resaltar ni para minimizar, la función o las deliberaciones de la Casa Blanca sobre el asunto.

Bush ha negado recordar sobre la destrucción de cintas de video, según dijo a principios de diciembre la vocera de la Casa Blanca, Dana Perino, quien reiteró la confianza del mandatario en el director de la CIA, Michael Hayden.

Perino dijo este miércoles que el New York Times hará una corrección sobre el subtitulo, aunque insistió en evitar comentarios sobre la presunta vinculación de los funcionarios en la destrucción de los videos.

Al menos cuatro asesores legales de la Casa Blanca hablaron con la CIA sobre la conveniencia de destruir los videos, según el diario.

Las negociaciones, que se habrían producido de 2003 a 2005 y en las que habría participado el ex procurador general Alberto Gonzales, evitaron un "gran escándalo" al gobierno de Bush porque los videos evidenciaban el uso de tortura durante interrogatorios.

Fuentes confidenciales indicaron al diario que también tomaron parte David S. Addington (consejero del vicepresidente Dick Cheney), John B. Bellinger III (ex abogado en jefe de el Consejo Nacional de Seguridad) y Harriet E. Miers (consejera jurídica de la Casa Blanca).

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login