El deporte latinoamericano en el 2007, de todo como en botica

MONTEVIDEO (AFP) – Los Juegos Panamericanos de Rio de Janeiro, la Copa América de Venezuela, el inicio de las eliminatorias para Sudáfrica-2010 y una infartante definición de la temporada de F1 en Interlagos (Brasil), fueron los acontecimientos que sacudieron en 2007 al deporte latinoamericano.

De todo como en botica, desde una gran presentación de la ‘Ciudad Maravillosa’ como candidata a los Juegos Olímpicos de 2016, hasta una Copa América que no escatimó gastos para convertirse en una faraónica versión del más antiguo torneo a nivel de selecciones.

Entre el 13 y el 29 de julio unos 5.500 atletas de 42 países de las tres Américas y el Caribe dirimieron supremacias en 42 modalidades deportivas con victoria final para Estados Unidos, que cosechó 97 medallas de oro, 88 de plata y 52 de bronce, seguido de Cuba (59, 35, 41), Brasil (54, 40, 67), Canadá (39, 43, 55) y México (18, 24, 31).

Cuba reinó en atletismo, Brasil y Estados Unidos se adueñaron del básquetbol en hombres y mujeres, respectivamente, el béisbol permitió a los antillanos alcanzar su duodécima corona continental y en el boxeo los cubanos volvieron a brillar, pero esta vez tuvieron que soportar dos duros golpes.

En efecto, el doble doble campeón olímpico y mundial Guillermo Rigondeaux (54 kg) y el también monarca del orbe en los 69 kilos, Erislandy Lara, desertaron de la delegación y tras varios días en fuga finalmente regresaron a su país.

En el fútbol femenino Brasil subió al lugar más alto del podio y en el masculino Ecuador alcanzó una histórica corona al derrotar a Jamaica por 2-1 en la final.

Las Leones argentinas del hockey rugieron nuevamente en Rio y desde la cita de Indianápolis-1987 permanecen imbatibles, mientras que en natación se establecieron 33 nuevas marcas continentales.

La piscina de Rio de Janeiro permitió asimismo el advenimiento de un delfín, Thiago Pereira, o ‘Super Thiago’ como la bautizó la ‘torcida’, que conquistó seis oros, una plata y un bronce para dejar atras los cinco oros alcanzados por el legendario estadounidense Mark Spitz en los Juegos de Winnipeg-1967.

En voleibol el poderoso sexteto de Brasil, bicampeón mundial, campeón olímpico y ganador de las últimas cinco ediciones de la Liga Mundial, reinó en varones, pero las cubanas aterrizaron a las ‘meninas’, amplias favoritas al cetro.

Entre el 26 de junio y el 15 de julio, Venezuela recibió la 42a edición de la Copa América, el torneo de selecciones más antiguo del mundo.

El país organizador gastó más de 1.000 millones de dólares en la construcción y remodelación de estadios para dar forma a un certamen faraónico, el más lujoso de la historia en cuanto a infraestructura.

Las ciudades de Puerto Ordaz, Maturín, Puerto La Cruz, Maracaibo, Maturín, Barquisimeto, Barinas, San Cristóbal y Mérida se convirtieron en centro de atención al evolucionar en ellas diez selecciones sudamericanas, México y Estados Unidos.

La final se disputó en la petrolera Maracaibo, entre la favorita Argentina, armada con todas sus estrellas, y un Brasil un tanto disminuido por las notorias ausencias de Ronaldinho y Kaká.

Como sucedió tres años atrás en Lima, el once auriverde, esta vez dirigido por Dunga, venció a su tradicional rival.

Con un categórico 3-0, los brasileños consigueron alzar la Copa por octava vez en la historia ante 42.000 espectadores que se congregaron en el Estadio José Encarnación ‘Pachencho’ Romero.

El 21 de octubre y en el circuito paul

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login