México cumple 20 años en la lista de sitios de patrimonio mundial.

México.- Con la inscripción en 1987 de los primeros seis sitios en la Lista de Patrimonio Mundial, México se ha mantenido durante 20 años como el primer país americano con el mayor número de bienes culturales con dicha declaratoria de la UNESCO, que a la fecha suman un total de 27.

La incursión del país en el listado mundial inició el 11 de diciembre de 1987 con la declaratoria en el rubro de bien cultural de la Ciudad Prehispánica y Parque Nacional de Palenque y la Ciudad Prehispánica de Teotihuacan, lo mismo que el Centro Histórico de Oaxaca y la Zona Arqueológica de Monte Albán.

También con el Centro Histórico de México y Xochimilco; el Centro Histórico de Puebla y por último Sian Ka"an, reserva de la Biósfera de Quintana Roo, este último en la categoría de sitio natural.

Francisco López Morales, titular de la Dirección de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que si bien México ha logrado mantenerse a la cabeza en el continente con el mayor número de bienes inscritos, la labor para obtener esta distinción es cada vez es más ardua.

Esto debido a los cambios que se han dado en la serie de requisitos que hay que cubrir para obtener una declaratoria, relativos a la autenticidad e integridad y por supuesto el estado de conservación del sitio.

Hace 20 años, la formulación de un expediente técnico estaba constituido por 10 o 15 cuartillas que se preparaban en un par de meses. Hoy, en cambio, este ejercicio no se realiza en un periodo menor a dos años.

En la actualidad son 10 los criterios establecidos por el Comité de Patrimonio Mundial para inscribir un bien, seis de estos aplicables a los sitios culturales y cuatro a los naturales.

Cada uno de ellos debe estar íntegramente sustentado en base a tres aspectos elementales: ser un bien de valor universal excepcional, su autenticidad e integridad referente a que no han registrado cambios desde su creación y su comparación con bienes similares del mundo que permitan sustentar que se trata de un ejemplo único o extraordinario.

Por otra parte, acorde con los nuevos lineamientos marcados por el Comité de la UNESCO, orientados a generar una Lista de Patrimonio Mundial equilibrada y confiable, a través de nuevas categorías y sitios con escasa representación, en los últimos años México se ha dado a la tarea de analizar y proponer bienes hacia aquellos rubros menos abarcados. Sigue Cumple México.

Patrimonio prehistórico, paisajes culturales, arquitectura moderna, itinerarios culturales y sitios industriales son algunas de las subcategorías en las que México ha comenzado a explorar.

Al respecto, el director de Patrimonio Mundial puntualizó que hoy una nación está obligada a presentar nuevas candidaturas en las que no haya estado inscrita.

"En el caso de México, por ejemplo, hoy sería difícil tratar de inscribir un Centro Histórico puesto que en la lista de los 27 sitios declarados, ya se tienen siete de esta naturaleza", explicó.

Asimismo, las zonas arqueológicas suelen ser también un proceso difícil porque ya están ampliamente representadas, añadió.

Todo ello representa un reto, porque en el proceso de identificación de un bien para esas subcategorías, el criterio de valor universal suele ser complicado justificar.

"Por ejemplo, en el caso de Boca de Potrerillo, sitio de cazadores recolectores de la zona norte de México, nos enfrentamos con el desaf&i

You must be logged in to post a comment Login