El año en que los argentinos descubrieron el planeta ovalado

BUENOS AIRES (AFP) – Los aficionados argentinos descubrieron este año que el mundo no era solamente redondo como una pelota de fútbol, al celebrar con sorpresa y orgullo el histórico tercer puesto de la selección de rugby Los Pumas en el Mundial Francia-2007.

El seleccionado albiceleste trepó más alto que nunca en el deporte de la ovalada, al vencer a Georgia, Escocia, Irlanda y dos veces a Francia, en una campaña con una sola caída, ante los Springboks sudafricanos, que fueron los campeones mundiales.

"Ellos hicieron historia. Mostraron la garra y el corazón que deben tener Los Pumas", dijo Hugo Porta, el mejor jugador argentino de rugby de todos los tiempos y ex capitán de la selección.

Los fanáticos disfrutaron, al menos, un momento de alegría después de haber sufrido la peor de las desilusiones, que es perder una final de fútbol -el deporte que es locura y pasión en el país-, frente al archirrival Brasil y para colmo con goleada 3-0 en la Copa América Venezuela-2007.

El consuelo fue ver los drops de fantasía del apertura Juan Martín Hernández -uno de los tres mejores jugadores del mundo-, más la astucia del capitán y medio scrum Agustín Pichot, sumados a la puntería en los penales y conversiones del centro Felipe Contepomi y el tackle demoledor de los forwards.

Hasta el horario de un superclásico Boca Juniors-River Plate fue cambiado a pedido de la televisión para que millones pudiesen plantarse frente a las pantallas, aunque casi nadie conocía las reglas y se preguntaban qué es un ‘maul’ o por qué se patea adrede la pelota afuera.

Tanta fue la euforia que la cantidad de adolescentes de 10 a 17 años que se anotaron en clubes de rugby creció este año 20% y, como regalo de fin de año, la International Rugby Board (IRB) consideró que Los Pumas podrán jugar dentro de cuatro años el Tri-Nations con Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

El Tri-Nations será para Argentina la puerta de entrada al club de potencias del rugby, deporte que eclipsó conquistas de 2007 como los torneos de tenis Masters Series de Madrid y París-Bercy ganados por ‘el rey’ David Nalbandian.

Nalbandian cumplió en aquellos días la hazaña de ganarle dos veces al suizo Roger Federer, dos veces al español Rafael Nadal y una al serbio Novak Djokovic, los número uno, dos y tres del mundo, respectivamente.

El fútbol había permitido una sonrisa con la conquista de la sexta copa mundial de juveniles Sub-20 en Canadá-2007, al vencer la selección albiceleste a República Checa en la final por 2-1 y consagrar a Sergio ‘Kun’ Aguero como Balón de Oro al mejor jugador y máximo artillero con seis goles.

Otro instante de celebración fue el podio de plata conseguido en el Preolímpico de Básquetbol en Las Vegas, donde la selección sólo cayó ante el ‘Dream Team’ estadounidense en la final por 118-81.

Pero Argentina consiguió en esa campaña el pase a los Juegos Olímpicos de Pekín-2008 y sin contar en sus filas al estelar escolta Emanuel ‘Manu’ Ginóbili, que ganó este año su tercer anillo en la NBA con San Antonio Spurs.

La figura del Preolímpico fue el ala-pivot Luis Scola, que debutó en 2007 con la camiseta de los Houston Rockets en la NBA.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login