Inmigrantes cubanos cambian balsas por yates de lujo

Por Pablo Tonini
Notimex

Miami.- Los inmigrantes cubanos que antes viajaban en balsas rústicas hacia el sur de Florida ahora son "balseros de lujo" que llegan en lanchas rápidas o lujosos yates, transportados por redes de traficantes que cobran hasta 15 mil dólares por persona.

Debido a ello el flujo de inmigrantes no para ni siquiera en invierno y este 2007 pasará a la historia de Florida como el año en que más cubanos fueron interceptados en altamar con tres mil 84, según datos de la Guardia Costera estadunidense.

"Son organizaciones de contrabando humano que se esmeran en traer a las personas ilegalmente en lanchas rápidas o yates bien provistos. Hay personas aquí que pagan miles de dólares por un ser querido", dijo Luis Díaz, vocero del Servicio de Guardacostas en Miami.

Se trata de botes con dos y hasta tres motores de alto caballaje que alcanzan velocidades imposibles de superar por las embarcaciones de la Marina.

Aunque en Miami se les sigue llamando balseros a quienes llegan de Cuba, "ya nadie llega en aquellas balsas rústicas", aseguró Díaz, quien patrulla las costas Florida, considerada la meca del exilio cubano y en donde residen más de un millón de estos inmigrantes.

Regularmente en invierno bajaba el flujo de cubanos, pero con la actividad de las redes de traficantes "ya no se puede decir que hay momentos de baja", subrayó el vocero.

Díaz aseguró que estas redes de traficantes, cada vez más traen a los inmigrantes en yates robados.

Este año fueron reportadas robadas en Florida mil 200 embaraciones, un aumento del 30 por ciento en relación al año previo, según datos de la Comisión de conservación de pesca y vida silvestre de Florida (FWC, en inglés).

El condado Miami-Dade, donde se concentra el mayor número de cubanos en Estados Unidos, cuenta con el récord de estos robos, con más de 300 embaraciones hasta octubre pasado.

El dinero generalmente proviene de familiares en Estados Unidos que pagan a los contrabandistas hasta 15 mil dólares por persona para sacar de la isla a sus seres queridos.

Díaz indicó que el contrabando de cubanos no se limita solamente al estrecho de Florida con Cuba, pues saben que hay embarcaciones que salen de la parte sur de Cuba y van a la Isla Gran Caíman y siguen para Yucatán, México y Honduras en América Central.

El vocero atribuyó éstas nuevas rutas que usan las redes de traficantes a una mejor interdicción y vigilancia de la Guardia Costera y el apoyo de otras dependencias federales en el estrecho de Florida y Cuba.

"Hemos interceptado más cubanos porque hay más que están tratando de penetrar ilegalmente a este país, pero también porque estamos trabajando de una manera más inteligente", dijo Díaz.

Las intercepciones de la Guardia Costera son parte de un creciente número de cubanos que están viniendo, no sólo en lanchas rápidas y yates modernos, sino también en avión, automóvil o a pie a través de la frontera entre México y Estados Unidos.

Díaz dijo que para evitar a la Guardia Costera los traficantes ahora utilizan rutas como la del sur, de las costas suroccidentales de Cuba al sureste de México (Yucatán y Quintana Roo) y de ahí en bote a Florida, o vía terrestre por la frontera México-Estados Unidos.

Una lancha rápida cubre en menos de cuatro horas, la distancia de 190 kilómetros, que separa las costas suroccidentales de Cuba y las del sureste de México.

Según Díaz la ruta de M&eac

You must be logged in to post a comment Login